El Presidente se preguntó sobre cómo eludir la alta expectativa inflacionaria sin paralizar la economía

El Presidente se preguntó sobre cómo eludir la alta expectativa inflacionaria sin paralizar la economía

POR:
julio 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-20

"La elevación de las tasas de interés contiene un choque de preocupaciones. El Banco de la República considera que era necesario frenar el exceso de confianza para solicitar y aprobar crédito y dar señales para precaver el ingreso del País al estadio sicológico de la inflación. Los productores de bienes y servicios estiman que las tasas son un factor de costo limitante de la oferta. Los consumidores temen a los nuevos egresos por cuenta de una creciente factura de intereses y se privan de compras".

Aseguró que Colombia no está en presencia de una inflación monetaria, pues los altos precios son un fenómeno mundial en combustibles y alimentos. "Nos preocupa que las tasas de interés desmotiven consumos y encarezcan producción, finalmente esta sea reducida y se incremente la inflación. Pensamos que el exceso de confianza en el endeudamiento es asunto superado. Que la situación financiera es diferente a aquellas de vísperas de crisis. Que hay esfuerzos distintos al riesgo de estancamiento productivo para enfrentar el peligro inflacionario".

Insistió en que el Gobierno ha hecho un esfuerzo en el control del gasto con la reforma administrativa. Hasta el momento hemos reformado 411 entidades del Estado. Se han suprimido 37.000 cargos, el ahorro de caja anual es de 1,4 billones de pesos, y el ahorro fiscal, en el período 2002-2010, es de 6.28 por ciento del PIB. "Son de destacar las reformas de la antigua Telecom, Ecopetrol y el Instituto de Seguros Sociales".

Infraestructura

El jefe del Estado reconoció que la falta de infraestructura es una barrera al crecimiento de la economía y a la competitividad del país, e indicó que en comunicaciones se ha dado un salto veloz, pero las dificultades se ubican en los modos de transporte, especialmente por carretera.

Dijo que en el Plan 2500 se acumulan más de 2.030 kilómetros de nuevos pavimentos. Avanza la construcción de dobles calzadas, el inicio de obras en nuevas concesiones y se preparan licitaciones para otras de la mayor importancia como la doble calzada Bogotá-Santa Marta o Ruta del Sol, la de Bucaramanga-Cúcuta, la de Medellín-Turbo o Ruta de la Nueva Independencia, la Transversal de las Américas, de Palo de Letras en la frontera con Panamá a Paraguachón en la frontera con Venezuela.

Esta última tiene como base de financiación, adicional a lo comprometido, un patrimonio autónomo, en proceso de constitución, integrado por los activos de Corelca que han sido saneados por el Gobierno.

"Hemos explicado en todo el País que solamente estamos en la posibilidad de acometer como nuevas obras los corredores prioritarios de competitividad y de comercio exterior. En efecto, están en proceso de apertura varias licitaciones".

Siga bajando para encontrar más contenido