Presidente ruso Dmitry Medvedev, pide no asustar a empresas, tras caída cercana del 9% en la Bolsa

El mandatario hizo la solicitud a las autoridades, luego del descenso, producido porque el primer ministro, Vladimir Putin, atacó al productor de acero y carbón OAO Mechel.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

"Nuestros organismos de las fuerzas del orden y las autoridades deberían dejar de causar pesadillas a los negocios", dijo Medvedev. "Necesitamos crear un clima de inversión normal en nuestro país", agregó el mandatario.

Medvedev hasta ahora se ha abstenido de criticar a Putin por el caso de Mechel y sus comentarios apuntan a una disputa abierta con su predecesor, dijo Yevgeny Volk, analista en Moscú del grupo de investigación estadounidense Heritage Foundation.

"Esto es un conflicto. Muchas personas habían previsto que en determinado momento Medvedev tendría que levantar el guante", dijo Volk.

En una reunión gubernamental televisada el 24 de julio, Putin acusó a Mechel de fijar ilegalmente precios, y volvió a la ofensiva cuatro días después, diciendo que la compañía usó a operadores externos para minimizar los impuestos.

Su andanada eliminó la mitad del valor de la acción de Mechel y borró más de 60.000 millones de dólares del mercado de valores ruso.

Tras las declaraciones de Medvedev, las acciones subieron y el índice Micex de 30 acciones ganó hasta 2,7 por ciento. Sin embargo, el índice cerró con un descenso de 0,4 por ciento a 1.495,33, por la noticia de que la economía de Estados Unidos se expandió menos de lo previsto en el segundo trimestre.

Críticas a Putin

Igor Yurgens, jefe de un instituto de investigación que asesora a Medvedev, se expresó en contra de Putin por su conducta. "No es prudente hacer caer su propio mercado de valores", dijo Yurgens, jefe del Instituto de Desarrollo Contemporáneo. "Hay 150 maneras de decidir tales problemas sin recurrir a esos comentarios", agregó.

Yurgens también es ejecutivo de Renaissance Capital, un banco de inversión en Moscú.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, se negó a opinar sobre las declaraciones del presidente.

Medvedev dijo ayer en una reunión dedicada a empresas pequeñas y medianas, que las firmas privadas son "atormentadas por toda clase de inspecciones y hostigamiento por razones comerciales".

Siga bajando para encontrar más contenido