Presidente Uribe retomó propuesta de Luis Carlos Sarmiento sobre el impuesto a la guerra

El presidente Álvaro Uribe pareció darle la razón al banquero, quien hace una semana dijo que la seguridad democrática se debe financiar como cualquier otro gasto del presupuesto general.

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

Durante la conmemoración del centenario de la Escuela Superior de Guerra, el mandatario planteó que se debería llegar a una renta permanente que pague esa política.

"Habrá que pensar, una vez terminen de ejecutarse estos recursos extraordinarios (del denominado impuesto al patrimonio) e introducidos por la reforma que lideró el Ministro de Defensa en el 2006, cómo vamos a tener una renta permanente para seguir financiando la seguridad y derrotar todas las raíces del terrorismo en nuestro país", dijo.

Como se sabe, el impuestoo  al patrimonio estará vigente hasta el 2010. Por eso, desde hace un par de años se viene advirtiendo sobre la necesidad de definir con qué se reemplazará ese gravamen, porque (como muchos han señalado) esos dineros se fueron a gastos permanentes y no solo a los extraordinarios, como lo había prometido el Gobierno.

"Cuestionan que se estén financiando gastos permanentes con ingresos temporales. El Presidente debe estar pensando en darles firmeza a unos gastos (de la seguridad democrática) que al considerarse política de Estado deben entrar al Presupuesto", dijo una fuente de Casa de Nariño.

El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, responsable de la política fiscal, prefirió no opinar sobre el tema.

Pero el debate ya está encendido. El sector privado opina que debe haber continuidad tanto de la política de defensa como de la fuente que la financia, pero con todos los colombianos contribuyendo en proporciones justas.

"Pensamos que debe haber continuidad, pero si es un gravamen sobre el patrimonio debe ser para todo el país. Que cada uno aporte dentro de sus posibilidades", explicó Rafael Mejía, vicepresidente del Consejo Gremial y presidente de la SAC, quien anotó que incluso deberían aportar los que ganan el mínimo.

Sarmiento ya había dicho la semana pasada que la plata para financiar la seguridad democrática debía ser de una fuente general, a cargo de todos los colombianos.

Días después, el editorial de EL TIEMPO abordó el tema tributario para señalar que se necesita un marco más sencillo que el actual, sin tantos descuentos y exenciones, pero con tarifas más bajas. "En cuanto al gravamen del patrimonio, los expertos opinan que lo indicado es que sea progresivo y se encuentre en cabeza de las personas y no de las empresas", planteó.

Las voces en contra de lo expuesto por Sarmiento no se hicieron esperar. El ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo manifestó que sería un error volver permanente un impuesto que financie la seguridad democrática porque eso desalienta el ahorro empresarial y llama al fraude contable. En su concepto, poner a todos los ciudadanos a pagar el impuesto "sería la tapa". "Eso sería muy regresivo. Además, se presentó para financiar unas adquisiciones temporales. Se planteó como transitorio y sería un engaño volverlo permanente", agregó.

Para el senador Camilo Sánchez, es evidente que se requieren recursos para financiar la defensa, teniendo en cuenta que el impuesto al patrimonio se acaba en el 2010. Por eso plantea extender el gravamen por 4 años, pero en las condiciones actuales, es decir, para los que más tienen.

Dentro del propio Gobierno hay voces que se oponen a la idea de Sarmiento. Por ejemplo, el director de la Dian, Néstor Díaz, manifestó hace unos días que "como está diseñado (el tributo) ha sido muy efectivo, pues no cuesta mucho trabajo recaudarlo porque lo cancelan quienes tienen como hacerlo".  

Siga bajando para encontrar más contenido