Primer hotel con sello ‘verde’ en Colombia

Por lograr un uso eficiente y racional del agua, la energía, los productos químicos, y por el buen manejo de residuos sólidos, el Hotel Puerta del Sol, en Barranquilla, se convirtió en la primera entidad hotelera en conseguir la Etiqueta Ambiental.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

El resultado se dio como una consecuencia del reciente convenio entre el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y el Centro Nacional de Producción Más Limpia y Tecnologías Ambientales, que incluye otros 20 hoteles del país. Este pacto –que cuenta con una inversión de 748.800 millones de pesos– también ayudará a que los productos y los servicios colombianos sean reconocidos en el mundo, luego de demostrar que ofrecen un valor agregado y que les garantiza a los clientes y consumidores su calidad y el cuidado con el medio ambiente. Para ello, como sucedió con Puerta del Sol, deben pasar por un estricto proceso de pruebas pues solo de esa forma los potenciales hoteles pueden hacerse acreedores a la Certificación Ambiental, bajo la Norma NTC 5133. También demostró que utiliza materias primas que no son nocivas para el ambiente, que regula el consumo de energía o utiliza fuentes renovables, que recicla o utiliza materiales reciclables y que emplea tecnologías limpias. “El Sello Ambiental es una herramienta de certificación voluntaria a un producto o servicio para incentivar a todos los sectores a que tengan un valor agregado en su esquema de producción. Gracias a este certificado, Puerta del Sol está preparado ambientalmente para competir con hoteles de talla internacional y cumple la premisa de ‘Invertir en el medio ambiente sí paga’”, dijo el ministro Juan Lozano. En este proceso también ha sido clave el papel del Sena –con su Programa de Apoyo a la Innovación y el Desarrollo Tecnológico Productivo– con el que incentiva la innovación y la transferencia de tecnología. A esto hay que sumarle la generación de nuevas opciones de empleo y la posibilidad de impulsar las finanzas regionales, que –de la mano del convenio– beneficia a los trabajadores del sector hotelero y aprendices del Sena, pues los conocimientos y las tecnologías son transferidas, a su vez, a los instructores de la entidad e incorporadas en los diferentes programas de formación de la institución. CRECE EL TURISMO EN EL PAÍS Para complementar el buen desempeño del sector hotelero, el Ministerio de Vivienda destacó algunas cifras del 2007, año en que Colombia recibió 1’195.440 viajeros, lo que representa un crecimiento de 13,5 por ciento con respecto al 2006. Así mismo, se registró un incremento de 48,1 por ciento en la cantidad de turistas extranjeros entre el 2005 y el 2006. Pasaron de 1’335.946 a 1’978.593. La ocupación hotelera en el 2006 fue de 56,4 por ciento, mientras que en el 2007 fue de 57,5 por ciento, con ingresos por turismo que sumaron 1,455 millones de dólares por turismo entre enero y septiembre del 2006. Incluso, datos del ministerio de Comercio, Industria y Turismo indican que en los primeros cinco meses de este año, América del Sur se convirtió en destino obligado de muchos viajeros y Colombia, especialmente la Costa, en el lugar obligado de muchos extranjeros. ¿Cómo obtenerlo? - Enviar solicitud al Icontec para que, a su vez, notifique a los Ministerios de Ambiente y de Comercio. - Si es un producto novedoso, el Comité de Normalización del Sello (conformado por Icontec, el gobierno, los gremios, productores, los académicos y los consumidores) define los criterios. El proceso dura cerca de un año, pues hay que definir los borradores de la norma, sacarlos a consulta pública y aprobar y publicar la norma. - Aplicar voluntariamente los criterios definidos por la norma y demostrar que sí los está cumpliendo. Aunque varía de una empresa a otra, el MinAmbiente ha comprobado que estos procesos toman de uno a dos años. - Finalmente, una certificadora independiente verifica el cumplimiento de la norma y le otorga el Sello Ambiental Colombiano por un periodo de tres años, además se le hacen diversos seguimientos al productor para garantizar el uso adecuado del sello. 748 mil millones de pesos costó el convenio entre el Sena y el Centro Nacional de Producción Más Limpia y Tecnologías Ambientales. MÁS CERTIFICACIONES Entre los 20 hoteles que se inscribieron para obtener la certificación ambiental y continúan en la tarea se cuentan: Bogotá. Four Point by Sheraton, Inversiones Hoteleras Rosales, Apartamentos Estelar, La Fontana Estelar y el Estelar Suites Jones. Barranquilla y Cartagena. Almirante Estelar, el Estelar Isla y el Oceanía Estelar. San Andrés y Providencia. Sol Caribe Campo, Sol Caribe San Andrés, Sea Flower Caribean y Sol Caribe Providencia. Boyacá. Paipa Hotel y Centro de Convenciones y Termales de Santa Rosa. Valle. Casa Santa Mónica, Intercontinental y La Estación. Antioquia. Tour Point y Park 10. BENEFICIOS DEL SELLO Se evitan multas y sanciones por actividades y tratamientos irregulares. Anticipa los requisitos de la legislación futura, que a mediano plazo serán obligatorios y su implantación será un poco más costosa. Optimiza y da una ventaja diferencial frente a las inversiones (especialmente las extranjeras). Reduce los riesgos laborales por efectos ambientales negativos. Mejora la imagen interna y externa de las empresas, y las relaciones con los entes reguladores.Compensar renueva centro vacacional Basándose en las recomendaciones de varios sicólogos sobre las necesidades de descanso para incrementar la productividad laboral, la Caja de Compensación Familiar Compensar está renovando y ampliando una de sus sedes con mayor tráfico turístico. El centro vacacional Lagomar El Peñón, Ubicado en Girardot (Cundinamarca), es uno de los sitios tradicionales para las vacaciones en la región central del país. “Las condiciones de descanso resultan decisivas en la calidad de vida tanto de estudiantes como de los trabajadores”, explicó Néstor Rodríguez, presidente de Compensar. Por ello, precisamente, amplió su capacidad hotelera en 36 habitaciones para alojar a 144 personas y, entre julio y agosto, abrirá dos nuevas piscinas y tres jacuzzis. Cada habitación estará dotada con dos camas sencillas y una doble, televisión con señal internacional, cajilla de seguridad y terraza. Los ambientes acuáticos, atracción principal tanto de la región como del centro vacacional, también tendrán una intervención importante. Precisamente, y construida en una área de 282 metros cuadrados, la zona húmeda para adultos contará con tobogán y tendrá capacidad para 100 personas. Además de estar ubicada cerca del lago, ofrecerá un área de hidratación, cascada y sala abierta de estar. Así mismo, y diseñada con los protocolos y los parámetros internacionales, la zona acuática para niños tendrá una profundidad de 80 centímetros y capacidad para más de 100 menores. Además, contará con una particular forma circular y con una especie de casa (una de las atracciones preferidas en cualquier tipo de parque) donde los niños podrán jugar con el agua como elemento fundamental.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido