La primera bodega de refrigerados y congelados en un puerto

Este miércoles, la sociedad portuaria de Barranquilla inauguró una zona única en los puertos del país para almacenar alimentos sin que se rompa la cadena de frío. El proyecto tuvo una inversión de 20 mil millones de pesos y pretende que con ella los exportadores colombianos se animen a comercializar sus productos en el exterior sin grandes pérdidas.

La primera bodega de refrigerados y congelados en un puerto

Archivo particular

La primera bodega de refrigerados y congelados en un puerto

Finanzas
POR:
noviembre 12 de 2015 - 02:31 p.m.
2015-11-12

Ante las preocupaciones de que los alimentos rompieran la cadena de frío en su proceso de distribución y llegaran a la mesa de los colombianos en un estado no apto para el consumo, surgió la idea de que en el país se creara la primera bodega para el almacenamiento de productos congelados y refrigerados dentro de un puerto, lugar a donde llega la comida que el país importa y también exporta.

Así, bajo esa premisa, fue concedida la primera Bodega y Centro de Distribución de Refrigerados y Congelados de Colombia, que fue inaugurada este miércoles en el Puerto de Barranquilla y que desde ya es considerada un hito en la logistica colombiana.

La construcción de esta bodega, la cual tuvo una inversión cercana a los 20 mil millones de pesos y que cuenta con un área de almacenamiento de alimentos de 3.200 metros cuadrados, inició el pasado 10 de enero, lo que la convierte también en un proyecto que rompió un récord en ejecución, al estar lista en solo 9 meses.

Para René Puche, gerente del Puerto de Barranquilla Sociedad Portuaria, este proyecto es un orgullo no solo para esta región sino para el país.

"Es la primera bodega y centro de distribucción de congelados y refrigerados dentro de un puerto de Colombia, que servirá no sólo para recibir los alimentos sino para impulsar también las exportaciones, en un momento en el que es propicio exportar. La ministra de Comercio, Cecilia Álvarez Correa, ha manifestado varias veces su entusiasmo por este proyecto", le dijo a Portafolio.co René Puche, artífice de esta bodega.

Y es que fue Puche, en compañía de su junta directiva, quienes identificaron la necesidad de una bodega para almacenar alimentos perecederos en los puertos.

"Les preguntamos a nuestros clientes que producen y distribuyen alimentos que cuáles eran los mayores obstáculos para exportar y nos dijeron que perdían mucho dinero al año con alimentos, que en el proceso de distribución se descomponían. Así que para diferenciarnos de los otros puertos y para solucionar las necesidades de nuestros clientes ideamos este proyecto", sostuvo Puche.

La construcción de esta bodega hace parte de las 117 iniciativas que se trazó el Puerto a 2016 en su plan de inversión de 129 mil millones de pesos.

La bodega cuenta con dos zonas de congelados de entre -18 y -22 grados centígrados y otra más de refrigeración de entre 0 y 5 grados centígrados.

Javier Acosta
Redacción Portafolio.co