‘Primordial en la agenda de Colciencias: modernización’

La directora de Colciencias, Paula Marcela Arias, hace un llamado a la empresa colombiana para que integre en sus equipos a los nuevos doctores en las diferentes áreas del conocimiento, y a la academia pide que proponga investigaciones “útiles” que atiendan las problemáticas regionales.

‘Primordial en la agenda de Colciencias: modernización’

Archivo Portafolio.co

‘Primordial en la agenda de Colciencias: modernización’

POR:
julio 25 de 2013 - 12:49 a.m.
2013-07-25

Con una reciente aprobación de 180.000 millones de pesos para una nueva serie de becarios, y la entrega, junto con el Ministerio de Salud, de 25 ‘Guías de Práctica Clínica’ que servirán a la comunidad médica y científica para realizar un trabajo pertinente y actualizado, la directora de Colciencias, Paula Marcela Arias, habla con Portafolio del reto de “modernizar” la entidad para que atienda las necesidades de un país que se enfrenta a la competitividad.

¿Con qué recursos cuenta para iniciar la renovación de la entidad?

Económicamente, se cuenta con todo el apoyo del Gobierno Nacional, y esto se ve en la aprobación de una nueva serie de becarios y, adicionalmente, estamos en proceso de revisión y consolidación del ajuste organizacional de la entidad, que esperamos sea aprobado al final de este año.

Está la Ley de Regalías, y todo el apoyo presidencial para impulsar la locomotora de la innovación, que está visible de manera transversal en el desarrollo del país.

¿Cómo va la meta de aumentar el número de doctores en el país?

Bueno, hoy tenemos 6.000 doctores en el país, y en los últimos años el esfuerzo ha ido creciendo en un promedio de 500 a 600 nuevos beneficiarios por año.

En el 2012, el registro fue impresionante, tuvimos 500 asignaciones de doctorado en el exterior y 700 en el país, sumando para consolidar esa gran masa crítica. Es decir, tenemos unas 3.500 personas en formación doctoral que se graduarán en los próximos años, con lo cual es claro que las metas se van a alcanzar.

¿Este número de becas se mantendrá?

Vamos a seguir empeñados en estos mismos cortes, pero es obvio que este no es un ejercicio infinito; cada corte de estos requiere un esfuerzo de inversión enorme del país y, entonces, esto es un empujón, un arranque que va a tener una temporalidad definida, y en algún momento no será tan masiva. Pero, por supuesto, siempre habrá becas, pues hay que hacer un relevo generacional.

¿Cuáles son los pasos a seguir para modernizar la entidad?

La modernización tiene cuatro pilares. Por un lado, el tema de la gente, no quiero decir que vamos a salir de las personas mayores, ellos son la memoria histórica de la institución, pero sí vamos a traer más gente joven, mejor preparada, todo bajo un ejercicio de meritocracia.

El segundo pilar es el de los procesos. En los últimos dos años, a partir de unos créditos, en especial del BID y el Banco Mundial, contratamos unas consultorías para analizar aspectos del funcionamiento de Colciencias, como la medición de procesos, la efectividad de las convocatorias, el impacto de los programas, entre otros temas, cuyos resultados deben aplicarse y apoyar la tomar de decisiones, iniciando el rediseño de procesos de la entidad.

Esto es simple, buscamos hacernos más rápidos y mejores.

La sistematización es cla- ve para la eficiencia. ¿Este es otro de los aspectos de ajuste?

Este es el tercer pilar, los sistemas de información. Evidentemente, estamos rezagados en el tema, pero ya arrancamos, vamos a cambiar y remplazar todos los sistemas. Empezamos con la página web, que tiene una imagen renovada, pues este tema es clave para apalancar los nuevos procesos de gestión que ajustaremos.

Y el cuarto pilar es el de relacionamiento, pues no estamos solos y nos debemos a una comunidad académica, a un grupo de investigadores, a los gobernadores, que necesitan que los orientemos.

Por ello, debemos establecer unos canales para llegar a la sociedad e identificar cuáles son esos stakeholders, y adoptar las capacidades que requerimos para atenderlos de forma efectiva.

Con la Ley de Regalías, ¿la tarea es asesorar a las regiones?

Colciencias es un orientador metodológico, de procesos; acompaña y garantiza la calidad de los proyectos, pero es la academia la llamada a golpear las puertas de los gobiernos locales, y conocer cuál es la agenda de los departamentos, qué necesitan para su desarrollo, y proponerles investigaciones ‘útiles’, y voy a utilizar esta palabra en entrecomillado, porque es importante la investigación básica, pero el país necesita soluciones a sus problemáticas básicas, como me lo dijo el presidente de Findeter: ‘los problemas del país empiezan con A: agua, alimentos, acueducto...’, hay que diseñar proyectos para solucionar estos problemas y otros que han agobiando a la sociedad por años.

LAS EMPRESAS, JALONANDO LA INNOVACIÓN

La empresa privada es un aliado de Colciencias, ¿qué viene para ella?

Yo lo veo en dos escenarios. Uno es el de las empresas que llamo ‘Ricos y Famosos’, las grandes compañías a las que no hay que convencer del tema de innovación, lo son en sí mismas, se están reinventando, son nuestros grandes usuarios. Se presentan a las convocatorias, mandan a su gente para las becas, reciben a nuestros becarios en sus prácticas, presentan proyectos para cofinanciación, con ellas todo marcha.

¿Qué hago con las 4.900 restantes? Esa es la tarea para Colciencias. Hay que ayudar a que se desarrollen en conjunto con las regiones, para que encuentren alternativas para crear. Las pymes van en el camino. Si logramos mover a las medianas, ellas siguen en la cadena, pues son proveedoras y se impactarán con la innovación de la mano de las grandes empresas.

 

 

Astrid López Arias

Redacción Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido