Priorizar el riego, una de las formas de afrontar ‘El Niño’

Minagricultura lanzó un plan preventivo para mitigar los efectos de un eventual periodo de sequía.

Priorizar el riego, una de las formas de afrontar ‘El Niño’

Archivo Portafolio.co

Priorizar el riego, una de las formas de afrontar ‘El Niño’

Finanzas
POR:
octubre 21 de 2012 - 06:42 p.m.
2012-10-21

Aunque las probabilidades de afrontar un Fenómeno del Niño disminuyeron de 80 a 50 por ciento, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural lanzó un plan preventivo para enfrentar y mitigar los efectos de un posible verano extremo.

“No olvidemos que un Niño leve es un verano fuerte, lo cual mantiene la necesidad de dar una voz, no de alarma, pero sí de alerta a toda la agricultura y ganadería, para irnos preparando en la vía de morigerar los efectos”, señaló el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar, en un comunicado emitido por la entidad.

El plan de mitigación está contenido en una cartilla en la que se advierte sobre los efectos del Fenómeno del Niño o del verano fuerte en el sector agropecuario y se formulan recomendaciones para los principales cultivos y actividades forestales, pecuarias, acuícolas y pesqueras del país.

Riegos, el secreto

Entre las recomendaciones generales para mitigar los efectos de El Niño están, en cuanto al riego, utilizar el agua disponible de manera eficiente, evitando el uso de sistemas de riego por gravedad, y planear los tiempos y turnos del mismo.

Además, es preciso priorizar, en los distritos de riego, las siembras de cultivos más susceptibles a la sequía y construir reservorios de agua.
En cuanto a los cultivos, aconsejan utilizar coberturas como arvenses nobles, dependiendo del cultivo, para mantener la humedad del suelo; utilizar labranza mínima cuando el suelo no está compactado o labranza con cincel para evitar voltear el suelo, y mejorar las condiciones de retención de humedad.

En cuanto a los animales, Minagricultura sugirió mantener riego sobre los pastos para que no se deterioren y sí puedan ser alimento para la producción de carne y leche, y almacenar alimentos y forrajes, que permitan alimentar el ganado en la época de sequía.

Según los datos históricos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), los cultivos más afectados por el fenómeno han sido: fique, con una reducción anual promedio de 13 por ciento; yuca y palma africana, con 8 por ciento, y cebada, con 7 por ciento, seguidos por arroz, papa, maíz, algodón, caña panelera, plátano, cacao y fríjol. Igualmente, la producción de leche podría verse afectada en 4,9 por ciento, en promedio.