Privatizar recaudo, un mal negocio

Las comisiones que cobran las empresas particulares a los municipios por la gestión de recaudo tributario, han crecido más que el porcentaje de incremento en el monto de dinero que reciben las ciudades que delegaron esta labor a compañías privadas.

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

Lo anterior significa que, para la mayoría de las alcaldías que entregaron el recaudo de impuestos, les está saliendo cada vez más costo mantener estos contratos. Según los estimativos de la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda, el año pasado, el total de comisiones pagadas por el recaudo tributario creció 57,5 por ciento, frente a 39,7 por ciento del 2006. Uno de los casos más críticos es Montería. Mientras que el recaudo de los impuestos entre el 2006 y el 2007 creció 0,97 por ciento, la comisión que recibió la firma privada con la que contrató la tarea de la gestión tributaria, creció 60,5 por ciento. La situación se complica aún más, si se tiene en cuenta que por Ley, el cobro de impuestos debe hacerlo directamente la administración municipal. En plata blanca, mientras que los impuestos pagados por los contribuyentes monterianos pasaron de 26.402 millones de pesos en el 2006 a 26.659 millones de pesos en el 2007, la comisión subió de un año a otro de 2.496 millones de pesos a 4.006 millones. Pero no es el único caso. En el municipio de Fundación (Magdalena), el recaudo tributario en igual periodo creció 62,1 por ciento, mientras que la comisión de la firma privada aumentó 145,8 por ciento. La misma situación, aunque en menores proporciones, registra Cali, cuyo recaudo creció en 12,07 por ciento y la comisión en 15,7 por ciento. También lo registra Santa Marta, pues el recaudo tributario tuvo una variación de 48,45 por ciento, frente a una variación de la comisión de 68,3 por ciento. Una de las ciudades que registró el caso contrario fue Barranquilla, porque entre el 2006 y 2007 el recaudo tributario creció 59,6 por ciento, mientras que la comisión lo hizo en 22,8 por ciento. Estas cifras, sumadas al hecho de que cada año más ciudades contratan el recaudo de los impuestos locales, siguen preocupándoles al Gobierno, a los congresistas, a consultores privados y hasta a algunos de los nuevos mandatarios locales. “Estos municipios perdieron la potestad sobre los contribuyentes, y alrededor de eso hay muchos más negocios”, dijo Ana Lucía Villa, directora de la Dirección de Apoyo Fiscal (DAF) del Minhacienda. Uno de los problemas que enfrentan los alcaldes que entregan a particulares la labor de recaudo tributario, advierte Villa, es que no conocen finalmente cuánto recaudan, quiénes son exactamente los contribuyentes y cuántos nuevos llegaron, entre otros asuntos. Y si bien hay ciudades como Cali, en donde fue demandado el contrato que se firmó con la Unión Temporal Sí Cali, la administración municipal actual dice estar satisfecha, pues el recaudo ha aumentado y a la fecha ya tiene recaudado el 75 por ciento de todo lo previsto para el año. También hay administraciones a las que no les convence esa tercerización, como el caso de Barranquilla que está a punto de dar por terminado el contrato. “Posiblemente todas las concesiones son más eficientes, pero esa no es la discusión, el problema es la autoridad y la potestad que deben tener los municipios sobre el recaudo tributario. Además, con los impuestos que pagan los contribuyentes, se están enriqueciendo los privados”, dijo Villa. Para el consultor Mauricio Cabrera una cosa es que se hagan convenios con los bancos para que recauden lo que los contribuyentes pagan por sus impuestos y otra, delegar la responsabilidad, lo cual es grave. BUSCAN PROHIBIR PRIVATIZACIÓN DEL RECAUDO Desde el 2005, el Gobierno y varios congresistas han querido ponerle fin a la privatización del recaudo de los impuestos, y por las comisiones económicas han pasado ya tres proyectos. La primera iniciativa, y por cuenta de unos congresistas de la Costa, fracasó en el trámite de la conci- liación, es decir transcurridos los cuatro debates. Por arte de magia el artículo que prohibía este tipo de contratos desapareció. Luego un grupo de congresistas radicó otro proyecto en el mismo sentido, pero no alcanzó a cumplir trámite. Y ahora por tercera vez, el mismo grupo de congresistas le vuelve a apostar al tema. La iniciativa, radicada en 2007, prohíbe entregar a particulares el recaudo de impuestos. Ciudades pierden historial de contribuyentes Si hoy, la firma Métodos y Sistemas no presenta un recurso de reposición ante una resolución emitida por la Alcaldía de Barranquilla dando por terminado el contrato, este quedará finiquitado y la administración distrital retomará la labor de la gestión tributaria que entregó desde el 2001 a privados. Así lo explicó la secretaria de Hacienda de Barranquilla, Elsa Margarita Noguera, quien aclaró que simplemente la administración del alcalde Alejandro Char lo que desea es recuperar la potestad que tiene el Distrito sobre la gestión tributaria. “Lo que el Alcalde ha dicho es que así como el contribuyente tiene la obligación de pagar oportunamente los impuestos, también tiene el derecho a que se le mantenga en reserva su vida tributaria y patrimonial”, dijo Noguera. Agregó que incluso para poder tener datos sobre las bases del sistema tributario y conocer por ejemplo a cuánto asciende la cartera recuperada, la Secretaría le ha tenido que pasar oficios a Métodos y Sistemas para que le entregue la información. Agregó que la administración distrital no tiene un historial de los contribuyentes. La otra cara de la moneda la representa Cali. El secretario de Hacienda, Juan Carlos Botero, manifestó que a esta ciudad “le ha ido muy bien” con Unión Temporal Sí Cali, que es la entidad privada que tiene a su cargo algunas de las labores en materia tributaria. Según lo explicó Botero, ha habido un proceso de modernización en el sistema tributario y la firma privada se encarga de liquidar las facturas del predial, lo que hace con base en la actualización catastral que hace el propio municipio. Igualmente, entrega las facturas, tiene punto de atención en diferentes sitios de Cali y se encargan de los cobros persuasivos de la cartera. Aunque este contrato está demandado desde el 2007, no por la Alcaldía sino por particulares, el Contencioso Administrativo no se ha pronunciado. “Desde 1998 tenemos un convenio de desempeño porque estuvimos a punto de entrar en cesación de pagos. Desde ese momento el recaudo se hace a través de una fiducia”, explicó. Este año, la capital del Valle del Cauca pagará al sector privado, por comisiones de recaudo de impuestos, 15.000 millones de pesos. '' Este año, la capital del Valle del Cauca pagará al sector privado, por comisiones de recaudo de impuestos, 15.000 millones de pesos.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido