El problema es el abuso de la ciudad por parte de los autos

Una urbe ideal es la que tenga por lo menos un 50 por ciento de viajes a pie o en bicicleta. La que disponga de más sistemas de utilización colectiva: sean los medios tradicionales o los nuevos como taxis compartidos, minibuses, con lo cual se puede llegar a niveles de contaminación muy bajos.

José Viegas, secretario general del Foro Internacional del Transporte (FIT).

Archivo Particular

José Viegas, secretario general del Foro Internacional del Transporte (FIT).

POR:
junio 10 de 2014 - 12:01 a.m.
2014-06-10

José Viegas, secretario general del Foro Internacional del Transporte (FIT), invitó a Colombia a hacerse miembro de dicho organismo y gozar de la experiencia de la institución en el sector.

El Foro, adscrito a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), se especializa en realizar estudios para que sus países miembros adopten las mejores prácticas en el transporte, tanto rural como urbano, e internacional.

¿Cómo puede ayudarle el FIT a Colombia a mejorar sus políticas de transporte?

Colombia está dentro de la lista de países que me gustaría tener como miembro.

A nivel técnico ya se aprobó y como está en el proceso de acceder a la Ocde, creo que no hay ningún problema.

Con el conocimiento que tenemos, podemos ser muy útiles para Colombia con el desarrollo de políticas de transporte, que es nuestra misión.

Tenemos mucha experiencia y conocimiento a nivel global en este tema.

Esta es una casa que tiene como misión ayudar a los países a tener mejores políticas de transporte basados en experiencias y conocimiento, y contribuir globalmente a tener Buenas políticas de transporte.

¿Por ejemplo?

En infraestructura, hoy en día somos reconocidos como la mejor organización del mundo con criterios de evaluación en el tema, sea desde el punto de vista de inversión o gestión de activos.

Con los países miembros estamos en un proyecto para desarrollar un sistema de conservación de infraestructura.

Tenemos mucha ventaja en estos temas, muchos estudios, muchos intercambios de experiencias de unos países a otros.

Tenemos acceso privilegiado al conocimiento y a las experiencias. De aprendizaje mutuo y compartimos lo que sabemos.

¿Qué le recomendaría el FIT a una ciudad como Bogotá para mejorar los problemas de congestión y contaminación?

En cuanto movilidad urbana lo que planteamos, como objetivo estratégico, es proporcionar un acceso de calidad a todos los sectores de la población.

La aproximación es de capacidad y calidad, no de velocidad.

Y esto quiere decir políticas que sean más equitativas en la apropiación del espacio público.

Está bien tener la capacidad de organizarse, como lo hicieron con el Transmilenio, que aunque está muy focalizada, hay condiciones para organizarlo mejor. Aunque no hay una especie de libro mágico, con soluciones que siempre funcionen bien.

Usted dijo en una conferencia que la cuestión no es cómo el transporte se adapta al mundo, sino como lo cambia, ¿eso que quiere decir?

Sí, hay que exigirle al transporte que se adapte, pero también que tiene la capacidad para producir cambios. Por ejemplo, en la movilidad urbana, si nos esforzamos en compartir recursos podemos casi que automáticamente eliminar la congestión.

Por ejemplo, se sabe que en las ciudades en los cinco minutos de más tráfico, solamente el 25 por ciento de los carros están activos.

Lo que quiere decir que podríamos vivir solo con la mitad de los autos que tenemos en la actualidad.

¿Cuál es la ciudad ideal en el mundo respecto a movilidad?

Ninguna. Lo que más vale es la diversidad, no hay ninguna que lo haya hecho todo bien o todo mal.

¿Y cómo sería la ciudad ideal?

La que resuelva sus problemas de acceso, usos de suelos compactos y variados. La que tenga un 50 por ciento de viajes a pie o en bicicleta.

La que disponga de más sistemas de utilización colectiva: sean los medios tradicionales o los nuevos como taxis compartidos, minibuses, con lo cual se puede llegar a niveles de contaminación muy bajos.

¿La ciudad ideal es sin vehículos?

No. El problema no es el uso del vehículo, es el abuso de la ciudad por parte de los vehículos.

Muchas veces se pretende hacer todo en los vehículos.

¿Qué opina de la frase que las ciudades no son para los autos sino para la gente?

Las ciudades deben ser pensadas para las personas pero admitiendo los vehículos donde sean útiles y no perjudiciales. No quiero que se hable en términos de dilema.

Es verdad que la gente es lo más importante, pero los vehículos también lo son en una forma que nos puedan ayudar y utilizarlos de forma inteligente.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido