'El problema en la Ruta del Sol es técnico': Helios

La Ruta del Sol, megaproyecto que pretende comunicar a Bogotá con la Costa, sigue con un tapón prácticamente en la salida de la capital: en un trayecto de 21,6 kilómetros del primer tramo del proyecto no se ha removido un metro cúbico de tierra.

POR:
octubre 09 de 2012 - 03:20 a.m.
2012-10-09

La causa: el enfrentamiento entre el consorcio vial Helios y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que reemplazó al desaparecido Inco, que tienen interpretaciones diferentes sobre los alcances de los pronunciamientos de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), entidad adscrita al Ministerio de Ambiente, para el sector 1 del tramo de 78 kilómetros entre Villeta-Puerto Salgar. Mientras la ANI señala que el consorcio tiene aprobada la licencia para el tramo entre Villeta y Guaduas, pero “está condicionada” a la presentación de las obras de mitigación, y descartó de plano cambiar el trazado, la concesión asegura que la licencia -expedida en abril y ratificada en agosto- no establece dichas obras y tampoco autoriza la intervención de una zona de reserva natural ni de un sector de deslizamientos ni levanta la veda para especies vegetales en riesgo de extinción. Los sectores 2 y 3 tienen licencia ambiental desde el 2 de diciembre y el 16 de mayo, respectivamente. Ricardo Postarini, representante legal del consorcio vial Helios, quien por primera vez habla de la polémica con un medio de comunicación, le afirmó a EL TIEMPO que "el problema no es de plata", como lo ha sugerido la ANI, sino "técnico". Algunos sectores hablan de que el consorcio trata de dilatar el inicio de las obras para lograr una adición al contrato. ¿Qué responde Helios? La ANI pide que entreguemos al Ministerio del Ambiente las obras de mitigación, pero cuáles obras si la resolución 227 de abril 16 de la Anla, confirmada por la resolución 656 de agosto 16, no las establece. Entre los considerandos, la resolución me pide no cruzar por la reserva de San Francisco, eludir los deslizamientos de San Francisco y no autoriza levantar la veda a especies de palmas y cedros, principalmente.

Lo único que puedo hacer para cumplir es salirme de la franja de 500 metros por donde va el trazado contractual.
¿La ANI, a través de su director, Luis Fernando Andrade, dice que el trazado contractual es el más viable, ¿por qué Helios insiste en que hay que replantear esos 21 km?
El doctor Andrade dice que es la alternativa más viable, pero no es la más favorable. Hablan de las alternativas que hizo la IFC, pero no toman ninguna alternativa hacia el sur de Villeta, por donde, teniendo que hacer un túnel más largo (de 9 km y cuyo valor según la ANI es de 400.000 millones de pesos), es totalmente viable. Para el tema geológico contrataron la firma IGL Ltda., que dijo que la información del consorcio fue la correcta y que el proyecto es inestable. De ese estudio hay apartes en la resolución 227.
Pero ustedes asumieron los riesgos cuando decidieron presentar la oferta...
La licencia ambiental y el riesgo geológico son nuestra responsabilidad.

La propuesta del segundo oferente, la del ingeniero Mario Huertas, era 200.000 millones más cara, y así hubiera cobrado más barato o gratis, tendría el mismo problema.

Esto no es cuestión de plata, es un problema técnico, pero están queriendo ensuciarnos o de tratar de tapar las fallas en toda la zona y que nosotros las estamos haciendo ver. Nosotros asumimos los riesgos, hicimos los estudios y analisis, pero hay un hecho incontrovertible: la autoridad ambiental no dio la licencia ambiental para el trazado.
¿Ustedes sabían que el trazado pasaba por la reserva natural?
En la estructuración de la licitación no aparecía la reserva de San Francisco. El doctor Andrade dice que el concesionario tuvo 6 meses para hacer la licitación, pero él contrató una firma por dos años para que le hiciera su ingeniería base, y no vieron la reserva.

No puede ahora decirnos a nosotros, que somos una empresa dedicada a hacer ingeniería, no a hacer licitaciones, que no descubrimos la reserva.
Entonces, según usted, las fallas comienzan desde la estructuración del contrato...
Dentro de las preguntas y respuestas que hubo en el período de licitación, un oferente preguntó: 'hay alguna reserva en la zona'. Y el Inco contestó: 'si la hay, el contratista tendrá que hacer la sustracción'. Pero no dijo está la reserva de San Francisco, la de La Esmeralda, o la de la cuchilla de San Antonio.
¿Helios ya le presentó la alternativa a la ANI?
Sí, el miércoles (pasado), pero antes de pasarle al Ministerio de Ambiente o a la Anla una solicitud de nuevo trazado, debo tener la autorización de mi cliente.

Para que el Anla me dé licencia, debo tener ingeniería en grado 3 (de detalle), y para tenerla necesito alrededor de 8 meses. La solución técnica que tenemos también está en etapa 1, pero no sabemos si seguir desarrollando más esa ingeniería, porque de pronto la ANI no está de acuerdo. Queremos pasar una solución técnica donde haya acuerdo de las dos entidades.
¿Por qué no se han puesto de acuerdo con la ANI, acaso no hay comunicación?
Lamentablemente es así. Nosotros hemos estado detrás de la ANI pidiendo reuniones, citas.

Las pedimos a través de un derecho de petición y este fue negado.

Por eso tengo que resaltar que la ministra (de Transporte) Cecilia Alvarez se puso a la cabeza de esto.

Nos reunimos la semana pasada y dijo: 'hay que hacer mesas de trabajo, necesitamos soluciones técnicas, financieras y legales'.
¿El contrato no prevé mecanismos para resolver este tipo de diferencias?
Sí. A raíz de todo esto, en mayo se pronunció el panel de expertos, que es el juez del contrato.

Dijo que el proyecto tenía que revisarse, que se tiene que replantear el trazado.

Pero la ANI desconoció el panel. Nos envió una carta donde dice que lo mejor es no contemplar el panel y sacarlo del contrato. Eso es un absurdo. El panel se constituyó de acuerdo con el contrato y está integrado por tres jueces (ingenieros), dos nombrados en su momento por el Inco y uno por el consorcio.
El contrato permite que las obras adicionales, como sería el caso de una alternativa de trazado, se puedan sacar a licitación, ¿ustedes estarían dispuestos a dejar que esas obras las haga otro contratista?
Si la ANI dice no quiero a ese concesionario porque lo que quiere es enriquecerse, y las obras las saco aparte, estamos dispuesto y tenemos la obligación de hacer los pliegos de condiciones y entregárselos a la ANI para que  adjudique a quien quiera, lógicamente nosotros debemos mantener el equilibrio del contrato.
Los ingenieros le han hecho fuertes observaciones al trazado, ¿cómo lo ve el concesionario?
A cielo abierto el proyecto cruza por zonas muy inestables que van a producir una serie de problemas.

El mismo asesor de la Anla dijo que en el momento que se termine la vía hay que utilizar un sistema observacional y una serie de instrumentación lista para reconstruir la vía.

No tiene sentido pensar en reconstruir una vía nueva.

Vamos a cerrar una vía recién construida por problemas de inestabilidad de la zona. El Presidente lo dijo: tenemos que dejar de ser tan estúpidos y pensar en túneles y puentes, en vías que sean viables y estables técnicamente. Eso no se está aplicando en este proyecto.
CIFRAS DEL PROYECTO
La vía actual entre Villeta y Guaduas llega hasta una cota 1.800 metros sobre el nivel del mar, la diseñada a 1.600 y la que propone Helios a 1.265 metros.
El consorcio calcula que una tractomula demora 100 minutos en recorrer la vía actual, en el trazado contractual 40 y en el que propone 13 minutos.
Helios asegura que con su propuesta hay un ahorro de 1,5 billones en el quinto año de operación y que la alternativa del túnel de 9 km se puede financiar con el recaudo de peajes, del cual el 90 por ciento le corresponde a la ANI, y el 10 por ciento a Helios.
GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Redacción EL TIEMPO

Siga bajando para encontrar más contenido