'El proceso de Isagen está apegado a la legalidad': Cárdenas

Representando al país en la Asamblea del BID, en Brasil, el ministro de Hacienda habló de la suspensión provisional de la venta de la generadora, del billón de pesos para Bogotá y de la buena reputación, entre otras.

POR:
marzo 31 de 2014 - 08:23 a.m.
2014-03-31

La noticia sobre las medidas cautelares que impiden, al menos por ahora, la venta del 57 por ciento de las acciones de Isagen que posee la Nación, encontró al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdena, en Brasil.

La ocasión fue la Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo que tuvo lugar en la Costa de Sauípe, en el estado de Bahía.

Sobre los temas relacionados con el Consejo de Estado y otros asuntos, el funcionario habló en exclusiva con Portafolio.

¿Cómo asume la decisión del Consejo de Estado de suspender provisionalmente el decreto que permitía la venta de la participación de la Nación en Isagen?

Con tranquilidad. Tenemos todos los argumentos para demostrarle al Consejo de Estado que este proceso no solo es conveniente para el país, sino que además se ha hecho con pleno apego a las disposiciones legales. Esto quiere decir que argumentaremos ante la sección primera de ese tribunal que la suspensión del proceso no tiene una clara justificación.

¿Qué responde ante la afirmación de que Isagen es un buen negocio y no vale la pena venderse?

La semana pasada la asamblea de Isagen aprobó un dividendo que equivale al 2 por ciento del valor base de venta de las acciones de la Nación. La rentabilidad económica de las inversiones en carreteras será del 13 por ciento y ni hablar de la rentabilidad social, relacionada con el mayor empleo y las ganancias en competitividad.

¿Cómo afecta esto la financiación del programa de vías de cuarta generación?

Los recursos de la venta tienen como único propósito apoyar el programa de concesiones viales. Este programa es el que le permitirá a Colombia crecer de manera sostenida al 6 por ciento por año y reducir la tasa de desempleo a niveles que nunca hemos visto. El país se juega mucho con esta decisión.

¿Qué pasa con las licitaciones que están abiertas en este momento?

El proceso sigue en marcha con toda fluidez. Los concesionarios están preparando sus propuestas y las deben presentar en las próximas semanas. Los recursos para esta primera fase están asegurados e incluyen no solo los fondos de la Financiera de Desarrollo Nacional sino de la banca multilateral, aparte de los bancos comerciales.

Internacionalmente ¿qué significa este programa para Colombia?

En la Asamblea del BID del pasado fin de semana, la de Colombia fue destacada como una de las economías más exitosas de América Latina. Incluso algunos la consideran la más exitosa. Buena parte de esa calificación surge del programa de infraestructura. Por eso no podemos fallar en este frente.

¿A qué más se debe nuestra reputación?

La nuestra es ahora la tercera economía más grande de América Latina lo cual, de entrada, genera un peso específico. Pero más allá de esto, lo fundamental es que Colombia tiene unos indicadores macroeconómicos muy sólidos, cuenta con la tasa de inversión más alta de la región y tiene unas perspectivas de crecimiento muy alentadoras, gracias, entre otras cosas, al programa de infraestructura.

¿Cómo recibió otra decisión del Consejo de Estado: la relativa al río Bogotá?

Nadie puede estar en contra de las iniciativas para descontaminar el río Bogotá. De hecho, en el presupuesto de este año incluimos unas partidas para trabajar con la CAR en los municipios de la cuenca alta del río, incluyendo a Villapinzón y Chocontá. Ahora bien, debo decir que esta es una responsabilidad compartida con la región y que los montos a invertir deben ser consistentes con nuestras capacidades fiscales. No me canso de repetir que el éxito económico de Colombia es consecuencia directa del manejo fiscal responsable.

¿Y qué va a hacer específicamente frente al fallo?

Lo estamos estudiando. De ser necesario, utilizaremos un recurso llamado “incidente de impacto fiscal” que aprobó el Congreso en diciembre pasado y que nos faculta para modular ciertas obligaciones de gasto.

Hablando de Bogotá ¿cómo se van a materializar los anuncios hechos por el presidente Santos la semana pasada?

El Consejo de Política Fiscal se reunirá en los próximos días para aprobar un aporte de un billón de pesos de la Nación a los programas de transporte masivo en la Capital. Con estos recursos, más los que aportará el Distrito, se podrán iniciar las obras para la construcción de la troncal de TransMilenio en la avenida Boyacá. Esta troncal facilitará la movilidad de más de dos millones de ciudadanos. Además se prolongará la troncal de la Autopista Norte hasta el lugar de los cementerios, con lo cual también se aliviarán los trancones que se forman en ese punto de ingreso a Bogotá.

¿Estos recursos se le van a quitar al metro?

En absoluto. Son adicionales al compromiso que tiene la Nación de contribuir hasta con un 70 por ciento del costo del metro. Lima cerró la licitación para la construcción de la segunda línea de su metro por 6.000 millones de dólares la semana pasada. Bogotá no se puede quedar atrás, porque debemos recordar que Ciudad de Panamá y Quito están haciendo lo propio. Este año deberíamos abrir la licitación.

Lo sucedido con el dólar recientemente ha generado inquietud en diversos sectores…

Es paradójico que mientras las monedas de muchas economías emergentes se deprecian, la nuestra se está apreciando. Esto refleja que mientras los capitales salen de otros países, en el caso nuestro llegan cada vez más, lo cual es un síntoma de confianza y fortaleza. El país ya sabe que, en todo caso, estamos comprometidos con un dólar en niveles cercanos a lo que hemos visto durante la mayor parte de este año, lo cual es fundamental para la recuperación del agro y la industria.

En conclusión ¿está tranquilo o preocupado?

Un ministro de Hacienda siempre tiene que estar tranquilo pero no confiado. Creo que vamos bien y que la ruta que nos ha trazado el presidente Santos se está cumpliendo, en el sentido de crecer más rápido, generar más empleo y tener la casa en orden. Siempre habrá retos, pero tenemos la seguridad de que la economía colombiana está pasando por uno de los mejores momentos de nuestra historia.

Ricardo Ávila Pinto

Director Portafolio

Costa de Sauípe (Brasil)

Siga bajando para encontrar más contenido