Producción de Colombia, la más golpeada con bajos precios

A pesar de la reciente recuperación en la cotización del barril de petróleo, la Agencia Internacional de Energía (IEA) asegura que el país tiene problemas operativos que afectan a las empresas.

Producción de Colombia, la más golpeada con bajos precios

Archivo Portafolio

Producción de Colombia, la más golpeada con bajos precios

Finanzas
POR:
febrero 04 de 2015 - 01:48 a.m.
2015-02-04

Desde el pasado viernes los precios del crudo han probado lo que podría ser la primera señal de una reactivación en las cotizaciones internacionales (ver recuadro).

Pese a esto, una alza en los precios no es lo único que requiere el país para reavivar el optimismo con relación a su producción petrolera.

Del más reciente reporte de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) se concluye que la caída que han experimentado los precios del petróleo podría golpear a la producción nacional de hidrocarburos más de lo previsto.

La IEA estima que este año el país alcanzará una producción de 930.000 barriles promedio diario. La cifra no solo es inferior al millón esperado por el Gobierno Central, sino que estaría casi 60 mil barriles por debajo de la extracción promedio registrada el año pasado.

Además, al revisar las estadísticas de los 33 países analizados por la Agencia, queda en evidencia que con respecto al reporte de diciembre del año pasado Colombia es el país en el que más se redujo el pronóstico de producción.

Mientras en enero la IEA estimaba que la extracción de petróleo de Colombia para el 2015 se ubicaría en 1,1 millones de barriles promedio diario, en la actualización del pronóstico, la entidad bajó su perspectiva en cerca de 180.000 barriles promedio diario.

La razón, explica el análisis, tiene que ver con que los productores en Colombia, además de tener que lidiar con una reducción en el precio del barril, enfrentan una serie de problemas internos en sus operaciones.

“A pesar de que Colombia tiene el potencial para incrementar sus resultados, el país vio erosionar su producción en el 2014, principalmente debido a la inestabilidad política recurrente y a los ataques a los oleoductos”, explica la IEA.

Además del tema político, con respecto a Colombia, la Agencia asegura que hay preocupación por cuenta de “deslucidos resultados en materia de exploración y problemas operacionales en campos maduros” que llevan a revisar a la baja el pronóstico para Colombia.

Esto ya se ha visto reflejado en las proyecciones de las mayores productoras de petróleo del país.

Por un lado, Ecopetrol anunció una caída en la producción del 25 por ciento y redujo su plan de inversiones en cerca de 2.700 millones de dólares.

Mientras tanto, Pacific Rubiales recortó en 32 por ciento las inversiones de capital planeadas para el 2015 y bajó también el pronóstico de producción.

DIAGNÓSTICO RECURRENTE

En teoría, la Asociación Colombiana del Petróleo, el gremio que reúne a las principales operadoras del país, es más optimista que la Agencia Internacional de Energía, pues estima que en el 2015 el país alcanzará una producción de 1’022.000 barriles promedio diario.

Sin embargo, el gremio también coincide en el diagnóstico presentado por la entidad internacional. Incluso, en su último reporte la ACP condicionó el cumplimiento de esta meta a que no se presenten “atentados a las operaciones, bloqueos por parte de las comunidades, demoras en las licencias ambientales, ni mayores caídas en el precio del petróleo para el segundo trimestre del año”.

En efecto, con respecto al informe de la Agencia, el presidente de la ACP, Francisco Lloreda, dijo que, si bien las proyecciones de la entidad son más altas, el cumplimiento de lo planeado dependerá de que sea viable operar.

“Necesitamos que el Gobierno tome las medidas que se requieran para darle ya un impulso a la industria. Si no se dan estos supuestos es muy probable que se dé un declive en la producción desde este mismo año. Las empresas así lo señalan y van revisando sus presupuestos”, señaló el líder gremial.

En cuanto a los precios, pese a la recuperación que se ha visto en las últimas semanas, es necesario esperar a que las recientes alzas se consoliden en una tendencia, o por lo menos en una menor volatilidad.

Por lo pronto, se espera que la Agencia actualice nuevamente sus pronósticos a mediados de febrero.
PETRÓLEO EN TEXAS ROMPE LA BARRERA DE LOS US$ 50

Este martes, los precios del WTI, que se cotizan en la Bolsa de Nueva York, lograron ubicarse por encima de los 50 dólares por barril.

El barril cerró la sesión en 53,05 dólares, que es el precio máximo alcanzado en el último mes. Frente a la jornada anterior significó un incremento de 7,02 por ciento.

El nivel de 53,05 dólares está a la mitad del máximo anual que se registró en 2014, de 107,26 dólares el barril. En Londres la situación fue similar. Los precios futuros a marzo del barril de petróleo del mar del Norte, de referencia Brent, se cotizaron en 57,91 dólares, lo que representó un alza de 5,77 por ciento al compararse con los valores de la sesión anterior.

Analistas atribuyeron el alza de este martes a un rebote natural desde los mínimos que se han venido registrando en los últimos meses. Se produce, además, en medio de noticias sobre una reducción en los planes de las principales empresas petroleras estadounidenses para recortar sus costes de explotación.

nohcel@portafolio.co