La producción de leche vuelve a perder terreno

Los ganaderos son optimistas sobre el futuro del sector, pero reconocen una pérdida de rentabilidad en la producción de leche, debido a la política de libertad de precios que manejó el Gobierno hasta hace un mes.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 24 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-24

De hecho, las importaciones de la mayoría de los derivados lácteos también se incrementaron en el primer semestre de este año, y a pesar de que los volúmenes aún no son significativos, sí constituyen una señal poco favorable para los productores. Por ejemplo: las importaciones de leches y natas sin concentrar pasaron de 11 a 18 toneladas, las de natas concentradas de 185 a 228 toneladas, las de suero de mantequilla de cero a 14 toneladas, las de quesos y requesón subieron de 27 a 107 toneladas entre un semestre y otro. “Creemos que con el control de precios decretado por el Ministerio de Agricultura vamos a conservar nuestros niveles de rentabilidad, que a pesar de ser bajos, les permite a los productores mantenerse en el negocio”, aseguró el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie. El dirigente gremial asegura que las expectativas generadas por el TLC son muy favorables para el sector tanto en carne como en lácteos y que eso ayudará a mantener la dinámica de la ganadería en los próximos años. Admite sin embargo que en los países vecinos hay pocas posibilidades para la ganadería colombiana debido a que el país no es competitivo en términos de precios de la carne y la leche. Para Lafaurie, el mercado interno sigue siendo atractivo para los productores, aún después de dos o tres años de franca recuperación por la vía de mejores precios, especialmente en la carne. Un informe de la SAC señala que entre el 2003 y el 2005 las actividades pecuarias presentaron un volumen de producción cercano a 3,5 millones de toneladas, que comparado con el promedio de tres años anteriores significó un aumento de 249.000 toneladas. Sin embargo, el crecimiento pecuario fue liderado por la avicultura que registró un promedio de 5,7 por ciento anual, siendo el 2005 el año de mayor dinámica con el 8,2 por ciento. De acuerdo con Fenavi, en el primer semestre de este año el sector siguió creciendo. Entre enero y junio pasado lo hizo en 10,6 por ciento, lo que provocó un descenso en los precios,especialmente de huevo, debido al incremento de la oferta. Esta situación hace prever una desaceleración de la avicultura en los próximos meses debido al descenso en la rentabilidad de la actividad. Al igual que en la avicultura, la SAC alerta sobre el crecimiento que se viene presentando en la ganadería y la porcicultura en la medida en que éstas no parecen tener mercado asegurado. El análisis de la SAC sostiene que no son claros los canales de comercialización que eviten una desplome de los precios de estos productos, que generen grandes pérdidas a ganaderos y porcicultores. Sin embargo, el presidente de Fedegán asegura que el sector no tiene mayores preocupaciones y que espera sacar el mejor provecho del Tratado de Libre Comercio con E.U.

Siga bajando para encontrar más contenido