Producción de madereras vuelve a tomar consistencia

En 2009 las ventas del subsector de aserrado de madera cayeron cerca del 13,4 por ciento, principalmente por la desaceleración de la construcción.

POR:
enero 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-25

Sin embargo, la actividad empezó a salir de terreno negativo y la producción, se ubicó en 5 por ciento y en un nivel que ha empezado a ser visto por los empresarios como un buen síntoma de recuperación. Uno de ellos es el presidente de la compañía Pizano S.A., Enrique Camacho Matamoros, quien afirma que la regular situación del subsector de aserrado de madera se acentuó el año pasado por el comportamiento de algunos clientes, como los productores de muebles, que además de la caída en la venta de inmuebles nuevos soportaron las restricciones y el cierre del mercado venezolano. “La leve recuperación que se observó a final de año en nuestro subsector fue producto de la demanda de clientes de hogar que decidieron comprar muebles, y a cuyos productores proveemos de madera”, explicó. Aunque también la impactó la revaluación, Pizano S. A. tiene ya los resultados de todo el 2009 que indican un crecimiento del 2 por ciento en el valor de las exportaciones, lo que el empresario atribuye a la diversificación y venta de productos de más valor agregado. Según cifras preliminares, la caída de los ingresos operacionales de la compañía el año pasado alcanzó 16 por ciento con respecto al 2008 y las utilidades fueron cercanas a 4.000 millones de pesos. No obstante, Camacho considera satisfactorios estos resultados dado el entorno de recesión que vivió la industria manufacturera. También consideró que el subsector de aserrado de madera y hojas de madera sólo volverá a estar en terreno positivo en el segundo semestre de este año, debido a que la recuperación es lenta y la sustitución del mercado venezolano implica tiempo para muchas compañías a las que proveen de materia prima. Otras señales que le permiten ser optimista respecto al resto del ejercicio son las bajas tasas de interés, que impulsan la demanda de crédito y ésta a su vez la compra de vivienda nueva y la venta de dotaciones para inmuebles. Por ello, la empresa espera este año un crecimiento del 20 por ciento en los ingresos operacionales y el 30 por ciento en las utilidades netas. Aunque Pizano tenía para 2009 una meta de crecimiento en ventas el 12 por ciento, como buen parte de las empresa de materiales de la construcción, la desaceleración fue mayor a la prevista a comienzo de año. También la comparación de las ventas fue contra un año (2008) que aún traía rezagos del auge de la construcción. 30 por ciento, crecimiento esperado de ganancias de Pizano en 2010.Los principales competidores del sector Masisa Colombia y Tablemac, competidores de Pizano, S.A. tuvieron un año similar al del resto del mercado. Masisa, que no tiene planta de producción en el país se ha declarado afectada por la penetración de tableros importados que impulsa el dólar barato. Por su lado, voceros de Tablemac dijeron reciente- mente que lo peor para el subsector ya pasó y los próximos meses serán los de la recuperación.También anunciaron un plan para invertir 30 millones de dólares en la construcción de una planta de tableros especiales. EDISAR

Siga bajando para encontrar más contenido