La productividad cafetera nacional creció 30% este año

Con cifras optimistas de producción y ventas externas arranca el miércoles el Congreso Cafetero.

POR:
noviembre 26 de 2013 - 12:35 a.m.
2013-11-26

Mayor producción y productividad, derivada de una caficultura más sana y renovada, son los factores que harán que este año se cosechen no menos de 10,6 millones de sacos de café de 60 kilos.

¿Las razones? Por una parte, el programa de renovación de cafetales reportó que, hoy, el 78 por ciento de las áreas cultivadas (754.000 hectáreas) son cafés jóvenes tecnificados jóvenes, mientras que el 58 por ciento (564.000 hectáreas) está sembrado con variedades resistentes a la roya.

Por otra parte, la densidad de siembra se incrementó en 8 por ciento, al pasar de 4.642 a 5.015 arbustos por hectárea, lo que termina por darle un mejor aprovechamiento a la tierra.

En cuanto a la competitividad del sector, el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, reclamó que este tema corresponde al Gobierno y no a los cafeteros, pues ellos ya pusieron su parte (ver recuadro).

Así las cosas, el único problema que queda por resolver –que no corresponde ni al Gobierno ni a la Federación– es el de los precios de compra. Estos, hoy, se sitúan a los mismos de hace siete años, mermando los ingresos de los productores.

“En los últimos meses el precio doméstico ha caído 40 por ciento ante la expectativa de una producción alta en Brasil, la influencia de los agentes especuladores en la bolsa y el difícil entorno macroeconómico internacional”, explicó Muñoz.

En cuanto al precio internacional, a octubre, el precio del café en la Bolsa de Nueva York ha caído 28 por ciento, frente al mismo mes del 2012.

Este comportamiento decreciente en las cotizaciones internacionales va de la mano con otras caídas como la prima (sobreprecio) que se paga al café suave colombiano, la expectativa de una producción alta en Brasil y la influencia de los agentes especuladores en las bolsas de productos.

A estos efectos nocivos descritos se suma la revaluación, que en una década ha dejado de generar ingresos por 15 billones de pesos a los caficultores. En las cuentas de la Federación se estima que la cifra anotada corresponde al valor de tres cosechas de café.

Por último, se tiene que las exportaciones totalizaron 7,6 millones de sacos, 36 por ciento más que en los primeros diez meses del 2012.

El valor de estas fue de 1.710 millones de dólares, que representa una merma de uno por ciento frente al valor registrado en el mismo periodo de 2012, reflejando la caída del 28 por ciento en los precios internacionales del grano, pero compensada por el aumento en el volumen exportado.

Entre los destinos del café se destaca la exportación de 3,8 millones de sacos a los Estados Unidos, país que incrementó sus compras de café colombiano.

‘AL PAÍS, NO AL CAFÉ, LE FALTA COMPETITIVIDAD’

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, dijo que la falta de competitividad no es del sector cafetero, sino del país. Para esto se sustentó en los costos de producción y en el valor de los insumos, que hacen perder aún más la rentabilidad, además de los bajos precios de compra que registra el grano.

Para el primer caso, los costos de la nómina son el 60 por ciento de los costos de producción, y más altos que en los demás países productores del grano.

En cuanto al valor de los insumos, estos son entre dos y tres veces más caros por los fletes internos, pues “de los 150.000 kilómetros de vías secundarias y terciarias con que cuenta el país, el 80 por ciento están en mal o regular estado”, dijo Muñoz.

Así, el dirigente gremial reconoció que la falta de competitividad no es de los cafeteros, sino del Estado, que no ofrece los bienes públicos necesarios para lograrlo.

Para el congreso cafetero, que se reunirá entre mañana y el viernes, la Federación presentará una serie de propuestas relacionadas con los precios de compra y los costos de producción.

BAJAN LAS IMPORTACIONES Y SUBE EL CONSUMO

Como buena noticia para el mercado interno se destaca que durante este año se ha notado una reducción sustancial en el volumen de café importado, el cual pasó de 1,1 millones de sacos de 60 kilos durante el año cafetero 11/12 a 800 mil en el período 12/13, una caída del 30 por ciento.

Por otra parte, en el año cafetero 12/13 el consumo interno ascendió a 1,5 millones de sacos, 3 por ciento más que en el periodo anterior. “Se espera que continúe esta tendencia de incremento en el consumo interno del grano y unos menores volúmenes de importación”, concluyó Muñoz.

Siga bajando para encontrar más contenido