Productores venezolanos de lácteos y aceites propusieron un alza de 35% y 27% en esos productos

Lo anterior, a fin de cubrir los nuevos costos de producción tras la devaluación monetaria, informaron este jueves medios locales.

POR:
enero 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-14

El lunes comenzó a regir un nuevo sistema de cambio dual controlado, con tasas de 2,6 y 4,3 bolívares por dólar, con una devaluación de 20,9 y 100 por ciento respecto a la tasa única anterior de 2,15 bolívares por divisa.

La tasa de 2,6 se aplicará a la importación de bienes y servicios básicos como alimentos, salud, educación, maquinarias, entre otros, y la de 4,3 a todos los demás sectores, considerados como no primordiales, entre ellos automotriz, caucho, comercio, químicos, informática, turismo, entre otros.

El presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea, Roger Figueroa, dijo que existe un "rezago" desde el año pasado en los precios de la leche en polvo importada, lo que se corregiría con un aumento del "35 por ciento" de ese rubro.

Argumentó que actualmente pagan entre "3.800 y 4.000 dólares" la tonelada de leche en polvo importada, cuando el año pasado costaba entre "1.900 y 2.500 dólares", según publicó hoy el diario El Nacional de Caracas.

La leche en polvo se vende al consumidor venezolano con precio regulado de 15 bolívares (5,7 dólares a tasa de 2,6 bolívares por dólar), resaltó Figueroa.

"Es urgente la revisión de los precios. Enviamos los costos de producción al Gobierno para que considere esta materia", aseguró el presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea.

Asimismo, el presidente de la Corporación Oleaginosa de Venezuela (Coposa), Nelson Quijada, dijo que el aumento en el mercado internacional del aceite crudo, sumado a la devaluación, obligaría a una alza de los precios de ese insumo en un promedio del 27 por ciento.

"Primero hay que hacer un análisis de costos de producción, pero (el incremento de precios) debería estar en promedio en un 27 por ciento", dijo Quijada al rotativo caraqueño.

Precisó que Venezuela importa anualmente unas 400.000 toneladas de aceite crudo especialmente de girasol y soja, que se vende al consumidor con precios de un máximo de 5,74 bolívares (2,2 dólares a tasa preferencial).

El Gobierno venezolano ha dicho que devaluó la moneda para impulsar la producción nacional y bajar la alta dependencia de las importaciones en todos los sectores.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, insistió ayer en que la depreciación monetaria no debería provocar un alza desmedida de precios, y reiteró que su administración hará importaciones masivas directas para evitar la especulación.

Siga bajando para encontrar más contenido