Programas e incentivos para mejorar la situación ‘Todos necesitamos reconocimiento’

Aunque, según el estudio de elempleo.com, es clara la inconformidad con los profesionales, solo el 30 por ciento de las empresas maneja programas para el desarrollo de competencias, entre los que se encuentran capacitación (implementada en el 60 por ciento de los casos), estrategias de remuneración por resultados, trabajo en equipo e intercambio de funciones.

POR:
noviembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-15

Al respecto, Mónica Barbosa de elempleo.com, opina que el reto para el éxito de las organizaciones está en la retención del recurso humano a través de planes de carrera y fomento de líderes. “La garantía del talento se explora y afianza desde el mismo proceso de selección, porque si se tienen descriptivos de cargo definidos, interrelacionados con otras áreas o puestos de trabajo y competencias asociadas al negocio aumentan las probabilidades de hallar al profesional adecuado y potenciar sus habilidades una vez haga parte de la compañía”, agrega. Finalmente, existe distanciamiento entre empresas y profesionales sobre los focos a los que debería apuntar la educación superior con relación a la formación para el empleo. De acuerdo con las compañías la preparación debe estar centrada en la identificación y posibilidad de respuesta a las necesidades puntuales de las organizaciones (51,3 por ciento), mientras que los trabajadores asumen que el énfasis tiene que ser hacia la promoción de una cultura que genere negocios propios (37,3 por ciento). “Es necesario establecer alianzas entre asociaciones de egresados, universidades y mercado laboral para que los estudiantes se involucren con el sistema productivo desde su formación”, dice. El cazatalentos Alexander Bonilla apunta que “los mismos cambios en la economía hacen que el entorno se vuelva exigente y busque profesionales con mayor flexibilidad, adaptación al cambio y orientación al servicio y la atención al cliente”. Así mismo, el estudio encontró que creatividad, autonomía, emprendimiento, trabajo en equipo, habilidad para comunicarse y adaptación a situaciones emergentes son algunas de las competencias demandadas actualmente por las organizaciones. Para Rodrigo Cid, el problema no es la formación académica, es que se necesitan personas ávidas de aprender en la práctica, más que sustentadas en libros. “Se requiere que tengan competencias como adaptación al mundo laboral, que no traten de implantar modelos dogmáticos sino que se adapten al empleo real”. Con respecto a la compensación como motivación, comenta que a Europa, los japoneses le dieron una lección en formar y retener talento. De acuerdo con Cid, eso solo se logra con estímulos, incentivos y capacitación. “Pero al empresario colombiano le da temor decirle al empleado que es bueno y nos acostumbramos a trabajar en ese sistema, sin pensar que todos necesitamos reconocimiento de la familia, el novio, el patrón… y que una persona motivada siente que va para arriba en una compañía y hace mejor su trabajo”, concluye.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido