La prohibición de fumar ahora sí va en serio

Hoy es un mal día para los fumadores, pues se celebra el Día Mundial contra el Tabaco, que es cuando más se arrecian las críticas a este vicio y se resaltan todos los daños que causan en el organismo.

POR:
mayo 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-31

Ya se lo deben saber de memoria, sin embargo, hay novedades que los afectan particularmente. Aprovechando la celebración, el Ministerio de la Protección Social expidió ayer una resolución que impone la prohibición de fumar en áreas interiores o cerradas de lugares de trabajo y sitios públicos, transporte público e instituciones de educación formal (preescolar, básica y media) y no formal que atiendan a menores de edad. La medida también fija restricciones al consumo de cigarrillo en todas las entidades de salud y establecimientos en los que se brinde atención a menores de edad. Si bien acepta la habilitación de zonas para fumadores, deben hacerse solo en sitios abiertos o al aire libre. Entre las consideraciones esgrimidas por el Ministerio en su resolución, se cuentan los daños que causa a la salud la exposición al humo de tabaco, que contiene más de 4.000 compuestos tóxicos, 60 de los cuales son cancerígenos. También tiene en cuenta la prevalencia en el consumo, que afecta a 5 millones de adultos y al 30 por ciento de los adolescentes y jóvenes entre los 12 y los 18 años. “En Colombia -de acuerdo con el texto de la resolución- diariamente mueren cerca de 68 personas por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco y sus derivados”. La norma también reconoce los efectos nocivos del humo de segunda mano en la población no fumadora: “Los adultos expuestos en forma crónica al humo de tabaco ajeno también enfrentan riesgos más altos de cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular que la población no expuesta”, dice la resolución. La misma norma conmina a los propietarios, empleadores y administradores de los sitios en referencia a dar cumplimiento a estas medidas, con el propósito de proteger a los no fumadores y a adoptar acciones en ese sentido. Pide, por ejemplo, fijar en lugares visibles avisos con textos como: “Por el bien de la salud, este espacio está libre de humo de cigarrillo o de tabaco”. Los países que ratifican el Convenio Marco para el Control del Tabaco, se comprometen a proteger a las generaciones presentes y futuras de las consecuencias del uso de tabaco. Estipula disposiciones como la prohibición absoluta de la propaganda directa o indirecta a favor del tabaco; incluir advertencias sanitarias que ocupen la mitad de las caras de las cajetillas y el aumento de precios e impuestos al tabaco. LA VOZ DE LA OMS ALARMA. “La cura de la epidemia de tabaquismo, que mató a 100 millones de personas durante el siglo XX, no depende ya de medicinas o vacunas, sino de las acciones concertadas que los gobiernos y la sociedad civil adopten para contenerla”, dijo Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la presentación del Informe sobre la ‘Epidemia Global de Tabaco 2008’, que alerta nuevamente sobre el tema. A pensar en normas más estrictas La Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular pidió al Gobierno que reglamente el Convenio Marco para el Control del Tabaco, tratado de salud pública del que Colombia es parte desde el pasado 10 de abril. De acuerdo con la Sociedad, el país debe generar normas efectivas para disminuir el consumo de cigarrillo, basadas en las acciones recomendadas por el Convenio, como la creación de ambientes ciento por ciento libres de humo (es decir, sin espacios para fumadores o con ventilación especial), la prohibición de la publicidad directa e indirecta del consumo y el aumento de impuestos al cigarrillo. Javier Pérez, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, aplaudió la medida tomada por el Ministerio, “no obstante, la epidemia de tabaquismo exige compromisos transectoriales más estrictos, para lo cual es necesario que el Gobierno lidere, a nivel legislativo, un proyecto de ley integral, que acoja los postulados del Convenio Marco y privilegie los intereses de la salud por encima de los privados de la industria”. Ya vendrán nuevas legislaciones.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido