Propietarios de grandes firmas de E.U. ven caer capital accionario de sus compañías por crisis financiera

Son muchos los que están perdiendo el dinero de su jubilación y esto incluye a multimillonarios como Kirk Kerkorian, Carl Icahn o Sumner Redstone.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Aunque todavía son muy ricos, sus pérdidas indican que muy pocos se han escapado del golpe de la crisis, que ha afectado incluso a grandes inversionistas, ejecutivos de corporaciones y titanes de fondos de alto riesgo.

Los perjuicios para algunos de estos multimillonarios llegaron a traducirse en miles de millones de dólares en los últimos meses.

Pero no pueden culpar solo al estado de los mercados financieros: parte de las pérdidas las provocaron ellos mismos, comprando acciones en mal momento o reposiciones insuficientes de capital para cubrir o revertir movimientos adversos de precios.

"No importa quien seas: es difícil no ser afectado por el mercado bursátil", dijo Robert Hansen, decano adjunto de la Facultad de Negocios de Darmouth Tuck. "Cuando el mar está tan picado, es muy difícil para cualquier barco mantenerse a flote".

Este ha sido un año doloroso para cualquiera expuesto al mercado financiero. El índice de 500 acciones del Standard & Poor's, considerado el barómetro del mercado, ha perdido aproximadamente un 36 por ciento desde enero. Todos los sectores - incluido el energético y el de las acciones de compañías de servicios públicos- han visto descensos del 20 por ciento o más.

Estas pérdidas durante el último año han eliminado unos dos billones de dólares en el patrimonio neto de cuentas de jubilación privadas y de empresas, lo que supone casi la mitad de los valores en cartera de las cuentas, según el Centro de Investigación en Jubilación de la Universidad de Boston.

A medida que las acciones caen en picada, también cae el capital accionario que los directivos tienen de sus compañías. El declive medio anual es del 49 por ciento para los paquetes accionarios de los directores ejecutivos de 175 grandes compañías estadounidenses, según un nuevo informe de la consultora Steven
Hall & Partners.

El número uno de la lista es Warren Bufett, que ha visto el capital accionario de su compañía, Bershire Hathaway, caer en unos 13.600 millones de dólares, o un 22 por ciento, de momento, este año. Sus valores en cartera han quedado en 48.100 millones de dólares.

"Todos quieren ver a los ejecutivos perder el pellejo en el juego, y realmente lo pierden", dijo Steven Hall, director de la consultora que realizó el estudio. "Al final, hay que recordar que aún les quedan otros miles de millones como apoyo".

Siga bajando para encontrar más contenido