Así es la propuesta para aumentar el PIB en 30 %

La iniciativa que le entregará la Fundación Compartir al Gobierno el miércoles contempla un revolcón a la educación, con el fin de ranquear mejor al país y formar el talento humano que se necesita para darle un empujón a la economía.

La gerente de Compartir y exministra de Educación, Isabel Segovia

Néstor Alonso López / Portafolio

La gerente de Compartir y exministra de Educación, Isabel Segovia

POR:
febrero 08 de 2014 - 12:04 a.m.
2014-02-08

El próximo miércoles, el presidente, Juan Manuel Santos, y la ministra de Educación, María Fernanda Campo, recibirán una propuesta de la Fundación Compartir que promete sacar al país en una década de un club deshonroso: el de los de peor educación –el año pasado fue 62, entre 65 naciones en las pruebas Pisa), pero que además lo llevaría a aumentar su PIB entre 20 y 30 por ciento.

La propuesta partió de un estudio de dos años en el que cinco especialistas, entre ellos el exministro Guillermo Perry, analizaron cuál es el secreto de países como Finlandia, Singapur, Corea del Sur y Canadá, que están en la cima de la excelencia educativa. Portafolio habló al respecto con la gerente de Compartir, Isabel Segovia.

¿En qué consistió el estudio?

El mandato a los investigadores fue mostrar qué hacen los países que han logrado transformar rápidamente sus sistemas educativos para volverse los mejores referentes en las pruebas internacionales, así como economías muy importantes.

Después, hicieron un diagnóstico de la situación en Colombia, mirando lo que hay en la ley y lo que se aplica en la realidad, para luego proponer cómo llegar en un tiempo corto a una educación de excelente calidad, con impactos importantes en la economía y la igualdad.

¿Qué aprendizajes sacaron?

En los primeros capítulos del documento se comprueba que el recurso humano, los maestros, es lo esencial, aclarando que hay otros insumos muy importantes, como la jornada única, la buena infraestructura, la buena gestión de los rectores, el trabajo con la primera infancia y los materiales educativos.

¿En cuánto tiempo lograron esa transformación?

Ellos empiezan a hacer una apuesta en los 60 y 70; hoy están en los primeros puestos y con economías reconocidas.

¿Qué cosas se miraron?

Se observaron seis dimensiones: formación de los docentes previa al servicio, cómo seleccionan a los mejores bachilleres para que sean profesores, los procesos de evaluación y acompañamiento una vez son elegidos, el trabajo para retenerlos y promoverlos en la carrera, la formación durante el servicio, y la remuneración y el reconocimiento.

¿Qué se encontró?

En el único eje en el que Colombia queda igual, o por encima de los países observados, es en retención y promoción.

En todos los demás la calificación está entre 2 y 3 sobre 10; por eso se hacen propuestas en cada uno de esos ejes, para que en más o menos una década tengamos un mejoramiento de la calidad significativo.

¿Qué es lo principal de la propuesta?

Un aspecto muy importante es que el plan sea sistémico e integral, con acciones que se tienen que cumplir de manera simultánea en los seis ejes, porque ya se ha demostrado que el solo aumento de salarios no produce el cambio.

Lo segundo es que toda la propuesta está construida a través de estimulos, bonificaciones e incentivos, no en ninguna política de garrote, de sacar a nadie.

¿Tendrían aumento salarial?

La idea sería nivelarlos con las carreras mejor pagas, porque ellos son los héroes del futuro, los que forman a los demás profesionales, y tienen que estar por lo menos tan bien pagos como los que están bien remunerados.

¿De cuánto sería ese incremento?

Del 18 %. Entrarían con poco más de 2 millones de pesos y terminando su carrera con 6 a 7 millones, en promedio.

¿Cuáles serán los beneficios para el país?

El estudio estima que si nos va mal, en 10 años tendremos resultados como los de Chile y República Checa en Pisa 2009, es decir que estaríamos en la franja del medio hacia arriba, y en el 2040 estaríamos en los primeros lugares.

En cuanto a retornos económicos, tendríamos para el 2050 un PIB entre 6 y 12 % por encima del estimado y para el 2080, entre 20 y 30 %. También calculamos que el salario de un bachiller que salga a trabajar subiría entre 16 y 32 %.

Hace dos décadas la Comisión de Sabios hizo unas recomendaciones y pasó poco, ¿por qué sería distinto ahora?

Viéndolo con el corazón, creo que este es un momento más propicio que otros para meter este tema en la agenda.

¿De dónde saldría la plata para el revolcón?

Actualmente, la educación le cuesta al país $ 30 billones al año. La propuesta de Compartir implica invertir $ 1,8 billones más al principio, que se incrementarían paulatinamente hasta 3,4 billones anuales.

Casi el 70 % de ese dinero, según el estudio, vendría del aumento normal de dicho rubro, y el resto de crédito, de emisión de bonos, de subirle al IVA de algunos productos, de retrasar el desmonte del impuesto a las transacciones bancarias (4x1.000), o de contribuciones nuevas, como un impuesto al patrimonio personal.

Néstor López

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido