Propuestas de candidatos en impuestos y desarrollo agrario

Tres de los cinco candidatos participaron en un debate con sus ideas para el próximo cuatrienio.

Enrique Peñalosa, Clara López y Óscar Iván Zuluaga debatieron durante dos horas.

Carlos Ortega /CEET

Enrique Peñalosa, Clara López y Óscar Iván Zuluaga debatieron durante dos horas.

POR:
mayo 17 de 2014 - 12:48 a.m.
2014-05-17

En un tono amistoso, pero con algunos dardos entre sí, tres de los cinco candidatos a la Presidencia de la República plantearon  sus propuestas sobre el manejo tributario que harían en sus administraciones así como las iniciativas para el desarrollo del agro, dentro de un debate propiciado por Fedesarrollo, Portafolio y la Cámara de Comercio de Bogotá.

Clara López, por el Polo; Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, y Enrique Peñalosa, por la Alianza Verde, hablaron de la necesidad de prolongar unos impuestos y restringir otros.

Además, sobre los elementos que incluiría una política que mejore las condiciones de vida en el campo y permita reducir la brecha con las ciudades. El candidato-presidente Juan Manuel Santos, de la Unidad Nacional, y la conservadora Marta Lucía Ramírez, también fueron invitados, pero no acudieron.

Zuluaga dijo que no firmará nuevos tratados de libre comercio hasta tanto no se revisen los actuales y Clara López afirmó que buscaría renegociar puntos de los acuerdos que son ‘palos en la rueda’ para la reindustrialización del país y salvar el campo.

Peñalosa, por su parte, habló de la posibilidad de implementar medidas proteccionistas a algunos productos y restringir la importaciones en nichos excepcionales donde los campesinos estén en riesgo de aguantar hambre.

En materia tributaria, hubo consenso en la necesidad de prolongar el 4 por mil y el impuesto al patrimonio. Zuluaga, que rechaza gravar los dividendos, dijo que habrá más recursos si se controla el gasto.

REFORMA TRIBUTARIA PARA EXTENDER EL 4 POR MIL Y EL PATRIMONIO. GRAVAR LOS DIVIDENDOS, OPCIÓN

No aumentar el IVA, mantener el 4x1.000 y el impuesto al patrimonio, y gravar los dividendos

La candidata por el Polo Democrático, Clara López, señala que el sistema tributario de Colombia es regresivo y no progresivo. “Lo que ha crecido como fundamento para financiar al Estado es el IVA, mientras que la renta ha crecido a un ritmo inferior. Eso está generando una estructura tributaria desigual”, dice.

López avala la propuesta de imponerles impuestos a los dividendos, como sugiere Fedesarrollo.

Además, afirma que es fundamental extender el impuesto al patrimonio y hacerlo permanente y progresivo.

“Una tarifa única es insuficiente”, agrega.

Clara López también considera “conveniente y necesario” mantener el impuesto a las transacciones financieras, conocido como 4 por mil.

“Es antitécnico, pero pueden reducírsele muchas de las exenciones que tiene el sector financiero, porque no somos partidarios de elevar el IVA”. López advierte que pasar el IVA del 16 % al 18 % “contribuye a acentuar la concentración del ingreso y la riqueza, y en nada contribuye a la paz social”. Sugiere un impuesto sobre la renta progresivo en cabeza de sociedades y empresarios, eliminando las exenciones. “En Colombia es tan desproporcionado y concentrado el ingreso que no podemos seguir cargándole impuestos a la base de la pirámide”.

Eliminar el CREE y la renta, a cambio de un 21 % a las utilidades, así como controlar la evasión

“Tenemos que cobrar impuestos más altos para que sea posible hacer inversión social sin desestimular la inversión privada en Colombia”, afirma Enrique Peñalosa, candidato por la Alianza Verde, y señala que aunque no le gusta el impuesto al patrimonio, sí es una fuente de recursos importante.

“Me gusta la propuesta de eliminar el impuesto al patrimonio a las empresas y mantenerlo para las personas”.

También aprueba el desmonte del CREE y la renta y propone un impuesto, sin descuento, del 21 por ciento a las utilidades contables. En general, al candidato le parece que a las empresas se les deben cobrar impuestos más bajos y crecer los de las personas naturales. Su modelo económico defiende la economía de mercado.

“La política industrial debe ser de largo plazo y no con base en las presiones de cada momento. –opina–. No podemos dar el mismo tratamiento crediticio o tributario a un proyecto de producción de caucho en el Putumayo que al banco más grande del país”.

Básicamente, sus principios en materia tributaria consisten en mantener el impuesto al patrimonio y el 4 por mil.

“En el país, las cargas son más fuertes sobre empresas que sobre las personas y son las naturales las que más evaden”. “El Estado debe ser más eficiente en controlar la evasión”.

Reorientar el gasto público, ampliar el impuesto al patrimonio, no gravar dividendos y mantener el 4 por mil.

Óscar Iván Zuluaga, candidato por el Centro Democrático, dice que “para Colombia es una realidad entender que el pacto fiscal tiene que tener la realidad petrolera. El actual marco fiscal está construido bajo la premisa de producir un millón de barriles al diarios”.

El candidato agrega que el debate central para el marco fiscal debe partir de definir el crecimiento potencial de la economía.

“Colombia debe tener una política fiscal que sea un factor para que se crezca al 6 %. Eso representa 3 billones adicionales en ingresos fiscales”. El candidato afirma que los elementos de una reforma tributaria incluirían extender el impuesto al patrimonio y el 4 por mil.

“El año pasado representaron $10,5 billones”, explica. Contrario a Clara López, dice que el IVA no es regresivo. “Es un impuesto que hoy lo recauda el país y su estructura económica lo ha asimilado”. “Prefiero el impuesto al patrimonio que el impuesto al dividendo”.

El candidato dice que “hay espacio para austeridad en el gasto público. Este Gobierno se ha gastado $1,8 billones en publicidad y $4,3 billones regalando 100 mil casas que no solucionan el problema.

Hay espacio para reorientar el gasto público y pensar en nuevas fuentes, atacando delitos económicos como el contrabando, “que le cuesta al país $8 billones al año, quita un punto de crecimiento y un millón de empleos”.

DISTRIBUCIÓN DE LA TIERRA, ABORDAJE DE LOS TLC Y MODERNIZACIÓN DEL CAMPO, CLAVES PARA CANDIDATOS

Clara López habla de un diálogo para armonizar la agroindustria con la pequeña producción

La candidata del Polo, Clara López, afirmó que, de ser presidenta, aplicaría una política dual en el campo, que a la vez que favorezca a los pequeños y medianos productores, garantice que la agricultura comercial continúe con su ritmo ascendente.

Con ese mismo enfoque, dijo, propiciaría un diálogo para acordar cómo regularizar la propiedad de la tierra en el país, de manera que se provea de tierra a los jornaleros que hoy no la tienen, y se amplíen las parcelas pequeñas para que sean más productivas sin que esto riña con la agroindustria.

Se manifestó también partidaria de que, con ese objetivo, se destinen no solo las tierras del narcotráfico, que resultarían insuficientes, sino los baldíos de la Nación.

“He recorrido el país y me aterra ver las tierras desocupadas, que en cualquier otro país estarían en la producción”, anotó.

Fuera de eso, afirmó que buscaría renegociar las cláusulas de los Tratados de Libre Comercio que dificultan la reindustrialización del país y el salvamento del campo, y dijo que, de ser elegida, buscaría convencer al Banco de la República para que dé un viraje a las políticas monetarias actuales, que, a su parecer, han propiciado una revaluación de la moneda, bajando el servicio de la deuda pero limitando el crecimiento y el desarrollo.

Enrique Peñalosa plantea medidas proteccionistas excepcionales en sectores afectados por los TLC

Crear el Ministerio del Bienestar Campesino, que lidere temas como la sustitución de cultivos ilícitos pero que además oriente programas de vivienda, nutrición, electrificación y telecomunicaciones, fue la propuesta del candidato por la Alianza Verde, Enrique Peñalosa.

El objetivo es que la calidad de vida en las áreas rurales se vaya acercando a la de las clases medias urbanas, según explicó.

Además, propugnó por regularizar la propiedad de la tierra, pues, según recordó, más de la mitad de los campesinos no cuentan con sus escrituras en orden.

Está de acuerdo además con que, a la par de promover la pequeña y mediana agricultura, el Estado facilite la inversión de grandes empresas en áreas como la Altillanura.

Así mismo, dijo que fortalecería a Corpoica y buscaría aliados en el exterior para desarrollar una investigación que lleve a tecnificar los cultivos actuales y desarrollar nuevos. De manera complementaria, mantendría subsidios a cultivos de exportación que actualmente los tienen a condición de que hagan investigación.

Así mismo, eliminaría el IVA a la maquinaria del campo y, en casos excepcionales “donde grupos de campesinos estén en riesgo de morirse de hambre”, daría subsidios o restringiría importaciones.

Óscar Iván Zuluaga dirigiría ayudas a iniciativas de modernización e innovación que mejoren productividad

Para Óscar Iván Zuluaga, una política agropecuaria debe centrarse en reducir los costos de producción y no de sustentación de precios, factor que es difícil de controlar. Para esto, propone dirigir los subsidios hacia iniciativas que mejoren las especies para hacerlas más competitivas.

Además, en su agenda para el agro está construir infraestructura, actuar sobre el costo de los créditos y de los insumos.

Además, eliminar el IVA a la maquinaria nacional, que aún está gravada, a diferencia de la importada. Un tercer frente es modernizar renglones tradicionales de exportación, como café, banano, flores, caña, y desarrollar otros que representen nuevas oportunidades.

“Siendo amigo de los TLC, no voy a firmar nuevos tratados, voy a hacer una pausa en el camino para poder fortalecer lo que tenemos, para prepararnos adecuadamente y ser exitosos”, dijo.

Así mismo, el candidato del Centro Democrático enfatizó en la necesidad de formar una nueva generación de agricultores y empresarios del sector, pues, por ejemplo, el promedio de edad de los caficultores está en 59 años.

“De nada servirá ser eficientes y tener mercado, si no hay quien produzca”, dijo. Defendió las bondades del modelo de Agro Ingreso Seguro, pero con mayores controles.

LA REALIDAD QUE PROPONEN TRANSFORMAR

Un estudio de Fedesarrollo que sirvió como punto de partida para el debate presidencial destaca que la agricultura colombiana no ha logrado resolver las necesidades de más de 11 millones de campesinos, desarrollar las potencialidades de los recursos naturales ni aprovechar las oportunidades de la incorporación al mercado internacional.

De hecho, indica que el avance de este sector en el país ha estado por debajo del promedio de Latinoamérica.

En esto ha tenido que ver, según este centro de pensamiento, que el desarrollo se haya enfocado más hacia las ciudades, y la investigación para innovar, a la industria, y no al campo.

Siga bajando para encontrar más contenido