Las propuestas de Serpa y Mockus

El miércoles pasado, elempleo.com y nuestro diario llevamos a cabo un foro sobre el empleo. El objetivo del encuentro fue el de enriquecer el debate sobre las grandes soluciones para los grandes problemas del país, discusión oportuna en estos momentos en los que los colombianos nos preparamos para escoger al próximo presidente de la República.

POR:
mayo 19 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-19

A este foro invitamos al presidente Uribe, a Alvaro Leyva, a Carlos Gaviria, a Antanas Mockus y a Horacio Serpa. El presidente-candidato, que había confirmado su presencia, canceló a última hora; Leyva se retiró y Gaviria también decidió el día anterior no asistir. Lamentamos las cancelaciones porque consideramos que le hicieron daño a la democracia y a la economía -en particular la de los millones y millones de colombianos que sufren el terrible flagelo del desempleo, del subempleo y del empleo informal. A continuación queremos destacar las que a juicio nuestro son buenas propuestas de Mockus y Serpa en materia de empleo. En una próxima ocasión comentaremos las interesantes exposiciones de otros dos invitados al foro -el decano de la facultad de economía de la Universidad de Los Andes, Alejandro Gaviria, y el director del Departamento Nacional de Planeación, Santiago Montenegro. Coincidimos con los siguientes planteamientos de Horacio Serpa: * No hay una sola política para generar empleo, eso se logra con un conjunto de políticas bien coordinadas, en diversos frentes. * La meta de 1.5 millones de nuevos empleos -mediante impulso a la VIS y a las obras públicas- es ambiciosa pero factible. Serpa propuso un plan de emergencia para hacer obras de infraestructura que demanda con urgencia el país (sobre todo ahora que estamos ad portas del TLC). * Créditos para profesionales emprendedores e innovadores. Esta es otra buena idea, aunque difícil de aplicar. Pero creemos que vale la pena desarrollarla, porque es una forma de crear más empresarios en vez de simplemente tener cada vez más empleados. * No intentar competir en los mercados internacionales a punta de salarios bajos sino mediante una elevada productividad. Tiene toda la razón Serpa, porque por ejemplo Colombia jamás podrá competir contra China e India en el costo de su mano de obra. * Hacer una reforma tributaria verdaderamente progresiva, que elimine deducciones, exenciones y otras gabelas para las empresas y personas de ingresos y patrimonios altos. * Crear un impuesto permanente a los grandes patrimonios, para financiar la guerra contra la miseria. Apoyamos esta controversial propuesta. Porque si bien es cierto que lo ideal sería no tener este gravamen, las pésimas condiciones de indigencia en las que viven casi 7 millones de colombianos obligan a adoptar medidas especiales como ésta. De Antanas Mockus nos gustaron estos planteamientos: * “Con educación a medias, el país hará las cosas a medias”. Es decir, se necesita con urgencia mejorar la cantidad y la calidad de la educación en el país. * Hay que reforzar la educación temprana -antes de los 6 años, y se debe aumentar el número de horas de estudio de los niños y jóvenes. * Para generar empleo, se podría reducir en un 50 por ciento los aportes parafiscales, pero a cambio habría un aumento del impuesto de renta. Esta novedosa idea nos parece muy buena porque no implica un desangre del fisco (las firmas que ganan lo tapan con este tributo marginal) y facilita la creación de nuevas empresas. * Fomentar la cultura del emprendimiento. Colombia necesita que los empresarios sean héroes sociales, que la gente aspire a convertirse en uno de ellos. Porque los nuevos empresarios serán los que producirán nuevos puestos de trabajo; es difícil que las empresas ya existentes generen las crecientes oportunidades laborales que demandarán los ciudadanos. * Las personas mayores de 40 años, necesitan actualizar sus conocimientos para poder encontrar trabajo. Mockus establecería programas especiales de capacitación para este segmento de la población laboral. * Hay que reformar los programas curriculares de los estudios de pregrado y posgrado, porque fueron diseñados hace medio siglo y han tenido muy pocos ajustes para modernizarlos. * El Gobierno en verdad no puede comprometerse a crear un determinado número de empleos, pero sí puede y debe comprometerse a crear condiciones propicias para que aumente el empleo por parte de iniciativas privadas. Este es un planteamiento serio y realista.

Siga bajando para encontrar más contenido