No prorrogarán contrato de Cusiana La BP, operadora de los campos, lamenta que su propuesta no hubiera sido aceptada por el Gobierno.

No prorrogarán contrato de Cusiana La BP, operadora de los campos, lamenta que su propuesta no hubiera sido aceptada por el Gobierno.

POR:
octubre 17 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-17

Los mayores campos de producción de petróleo del país, los de Cusiana y Cupiagua, reversarán a la Nación luego de que el mismo Gobierno le comunicó a las empresas BP y Tepma, socias de Ecopetrol, que no estaba de acuerdo con la extensión de los contratos que fueron firmados hace 30 años. Tres de ellos comienzan a vencerse a partir del 2010. El propio ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, les comunicó a las multinacionales la decisión, la cual cobra especial relevancia en momentos en que el país está requiriendo cada gota de crudo para evitar perder la autosuficiencia petrolera. Muy pronto Ecopetrol tendrá que recurrir a la compra del crudo que producen las empresas petroleras que operan en Colombia para poder suplir la demanda interna de combustibles, en vista de que no han habido grandes hallazgos, y evitar importar. Justamente la necesidad de más petróleo propio fue una de las razones que el ministro Martínez esgrimió a las empresas, que tienen a su cargo el desarrollo de los campos del Pidemonte Llanero casanareño, donde se están produciendo en la actualidad casi 100.0000 barriles diarios de crudo. “Hicimos un gran esfuerzo para presentar una oferta buena para el país, para Ecopetrol y para los socios; aún la consideramos buena. Es lamentable que no fuera aceptada porque habría sido una forma de optimizar las operaciones”, dijo por su parte Guillermo Quintero, presidente de la BP para Colombia. “La extensión hubiese significado mayor claridad frente a nuestra actividad en el país. Seguiremos evaluando nuestra inversión en Colombia”, agregó el directivo desde Londres. La actual producción es compartida entre BP, Tepma y Ecopetrol, pero al vencimiento de los contratos de asociación, los campos reversarán a la nación si no hay una prórroga. Lo anterior quiere decir que el crudo y gas que se extraiga de los yacimientos, considerados el mayor descubrimiento de hidrocarburos de Colombia, pasará a manos de la Nación. Con los recursos de la capitalización, Ecopetrol estaría llamada a emprender el manejo de Cusiana y Cupiagua, lo que en el pasado era impensable como cuando se extendió el contrato de Caño Limón (2004) o el de gas de La Guajira (2003). La extensión de estos contratos le significó un desgaste político al Gobierno, e incluso en el del gas de la Guajira tuvo que ser modificado con unas sugerencias hechas por la Contraloría, luego de un debate sobre detrimento en el ingreso para la Nación.

Siga bajando para encontrar más contenido