Los pros y los contras de la trepada del precio del dólar

En algunos sectores como el turismo, las compras por internet, las importaciones de materias primas y las autopartes, los efectos de la apreciación del dólar ya se están percibiendo.

verdes

AFP

verdes

Finanzas
POR:
diciembre 12 de 2014 - 03:18 p.m.
2014-12-12

Los colombianos van a tener que acostumbrarse a hacer las cuentas y presupuestos sobre la base de un dólar más costoso. Las alzas escalonadas, de entre 20 y 40 pesos en el precio del dólar de las últimas semanas, alejan cada vez más las posibilidades de ver una tasa de cambio sobre los 1.900 pesos.

Si bien los analistas prevén que el mercado se calmará y la divisa corregirá su precio hasta estabilizarse, el efecto de esas alzas ya se ha comenzado a sentir en el bolsillo de algunas personas, como en el de aquellas que se alistan para tomar sus vacaciones de fin de año.

“Así como nos acostumbramos a la revaluación, ahora debemos hacer lo mismo con la devaluación”, dice Juan David Ballén, analista de la firma Casa de Bolsa, para quien la fortaleza del dólar se mantendrá debido a que ha sido generada por cambios estructurales en la principal economía del mundo, Estados Unidos.

Aunque en algunos sectores la carestía del dólar no se sentirá de forma inmediata, como en el comercio, otros como el turismo, las compras por internet, las importaciones de materias primas y autopartes, entre otros, los efectos ya se están percibiendo.

Camilo Silva, socio fundador de la firma de asesorías Valora Inversiones, dice que quienes planean salir a vacaciones en los próximos días y no fueron previsivos frente al fortalecimiento del dólar, sin duda tendrán que pagar un mayor precio por estos, bien sea para terminar de pagar sus paquetes turísticos o al adquirir divisas para sufragar otros gastos de sus vacaciones en el exterior.

Entre comienzos de julio pasado y el jueves, el dólar se ha encarecido en más de 540 pesos y aunque ese costo no se traduce en iguales proporciones a la divisa que venden los profesionales del cambio, allí también esa moneda se ha fortalecido.

En promedio por un dólar se pagaban 1.960 pesos en las llamadas casas de cambio hace seis meses. En la actualidad, ese mismo dólar cuesta 2.230 pesos.

Pero a quienes se les ‘arreglará’ la Navidad por estos días es a cientos de familias colombianas que derivan sus ingresos o partes de estos de las remesas que les envías parientes y amigos del exterior.

Esta Navidad, a diferencia de lo que ocurrió en julio pasado, dichas familias recibirán más pesos por cada dólar que reciban desde el exterior.

Según cifras del Banco de la República, en promedio las remesas que ingresan al país son del orden de los 300 millones de dólares mensuales, una cifra que tiende a ser mayor en temporadas especiales como el fin de año.

En el 2013, el volumen de remesas que llegaron a manos de miles de familias colombianas fue de 4.070,7 millones de dólares. A junio del 2014, esos ingresos sumaron cerca de 2.100 millones.

1. Un dólar más costoso atraería más turistas hacia el país

Aunque los analistas consideran que el alza del dólar sí impacta el costo de los planes turísticos adquiridos por la gente para estas vacaciones de fin de año, pues muchos aún se están pagando vía tarjeta de crédito, Anato dice que el 70 por ciento de estos se vendieron hace tres meses, por lo que quienes viajarán al extranjero no se verán afectados, como tampoco la temporada de vacaciones.

Un primer cálculo del gremio, con base en el alza del dólar hasta noviembre indicaba que ese efecto en el costo de los planes sería de 14 por ciento.

El efecto positivo será en la llegada de extranjeros a Colombia, “pues los viajeros encuentran al país como un destino más económico gracias al cambio alto de tasa, mientras se vuelve más competitiva la oferta doméstica”, dijo Paula Cortés, presidenta de Anato.

2. Importados aún no se encarecen

Quienes piensan adquirir artículos de tecnología y electrodomésticos aún están a tiempo de hacerlo pues su precio se encarecerá en los próximos meses por cuenta del disparo en el precio del dólar.

Si bien buena parte de esos bienes son importados, los comerciantes aún pueden manejar precios competitivos, y no arriesgarse a perder mercado, con los inventarios que tienen.

Camilo Silva, de Valora Inversiones, dice que otra forma de hacerle el quite a la carestía del dólar es abstenerse de las compras por internet en sitios del extranjero y más bien acudir a páginas web del país.

3. Mayores ingresos por las remesas

Un regalo de Navidad anticipado tendrán cientos de familias colombianas este año por cuenta del alza de más de 541 pesos en el precio del dólar, pues muchas de estas recibirán por estos días los recursos que sus parientes y amigos les envían desde el exterior.

En promedio, una familia colombiana recibe entre 300 y 400 dólares mensuales, que con un dólar sobre los 1.800 pesos representaban a mediados del año unos 750.000 pesos. No obstante, hoy, por esa misma cantidad podría recibir hasta 960.000 pesos.

Analistas dicen que la divisa seguirá al alza, pero también que el precio se corregirá a la baja para situarse sobre los 2.000 pesos.

EL TIEMPO