Proteccionismo no deja dormir a emergentes

Los líderes de Asia, liderados por una ascendente China, dicen que esperan que las promesas electorales de Barack Obama de proteger el comercio estadounidense no representen nada. Y si así fuera, ellos están en mejor forma que nunca para oponerse.

POR:
noviembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-06

Para los asiáticos, las demandas de unas normas medioambientales y laborales más duras y los pasos para reducir el déficit comercial estadounidense suenan a proteccionismo velado, justo cuando una crisis financiera global vuelve a las exportaciones más cruciales que nunca. “La preocupación inmediata con Obama serán las relaciones económicas”, dijo Wu Xinbo, vicedirector del Center for American Studies en la Universidad Fudan de Shangai. “Estados Unidos será menos servicial en la promoción de la liberalización económica en Asia por los temores sobre los empleos perdidos por el comercio”, agregó el analista. El objetivo de Obama de acorralar a las economías en desarrollo en compromisos obligatorios de reducción de la polución y sus promesas de introducir estándares laborales y medioambientales en los acuerdos sobre comercio podrían desencadenar una oposición unificada en un continente, que como Asia, tiene más herramientas que nunca para resistir la presión occidental. China ya está defendiéndose activamente en la Organización Mundial del Comercio, a la que se adhirió al inicio del primer mandato del presidente George W. Bush. India y China llevaron este año las conversaciones comerciales a un punto muerto en una controversia sobre aranceles agrícolas. Sobre el cambio climático, el llamado G-77 que representa a los países en desarrollo ha negociado como un solo bloque. Bloomberg EL MODELO EN CUESTIÓN Los líderes de Asia dicen que el desastre financiero ha deteriora- do el modelo económico de E.U. y abogan por políticas de libre co- mercio, particularmente en una región que sufrió su propia crisis financiera en 1997 y 1998. “La capacidad de E.U. para dictar a Asia condiciones sobre asuntos de comercio y medioambiente se ha debilitado considerablemente”, dijo N. Bhaskara Rao, presidente del Centre For Media Studies. Desde la crisis financiera de 1997, el PIB conjunto de Asia, excluyendo Japón, ha subido a 7,48 billones de dólares del año pasado desde los 2,92 billones de dólares en 1998, según las estadísticas del Fondo Monetario Internacional. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido