Protestas amenazan auge petrolero

Una creciente ola de protestas sociales en Colombia amenaza con frenar las inversiones del sector petrolero y desalentar la producción y exploración, en momentos en que el país necesita elevar sus reservas de crudo.

POR:
septiembre 19 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-19

Colombia recibió más de 16.000 millones de dólares en inversiones petroleras desde el 2002, cuando empezaron a mejorar las condiciones de seguridad por una ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista. El dinero empezó a fluir hacia un sector que ha ganado cada vez más peso en la economía y ha llevado al país a convertirse en el cuarto mayor productor latinoamericano de petróleo, detrás de Venezuela, México y Brasil. Pero en el último año y medio surgió un obstáculo inesperado que amenaza con descarrilar el auge del sector: las cada vez mayores protestas de miles de pobladores rurales que viven en las áreas de exploración y producción. Los reclamos -que en ocasiones se han tornado agresivos y han obligado a las fuerzas de seguridad a asumir el control de los pozos- incluyen la generación de empleo, construcción de carreteras, escuelas, hospitales, redes de acueducto, alcantarillado, electrificación y telecomunicaciones. "Estamos muy preocupados por los problemas de conflictividad social en las regiones, en cuanto que las comunidades tienen expectativas infundadas frente a la industria petrolera", dijo Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP). Expertos del sector admitieron que las protestas podrían retrasar y subir los costos de las labores de exploración, fundamentales para impulsar las reservas petroleras, que hoy sólo cubren la demanda hasta el 2021. "No creo que algún inversionista desista de venir por las protestas porque las condiciones son muy favorables comparativamente con otros países", dijo un funcionario de una multinacional petrolera que opera en Colombia. "Sin embargo, esa situación puede encarecer los costos y demorar las actividades de exploración", afirmó el experto que pidió mantener su nombre en reserva. De acuerdo con la industria petrolera, en el 2010 se registró un bloqueo por semana, mientras que este año han aumentado en un 50 por ciento. Una masiva protesta paralizó por 24 horas en julio, la producción de 177.000 barriles por día (bpd) de la petrolera canadiense Pacific Rubiales en el más importante campo de Colombia, ubicado en el oriente del país. Otra protesta similar obligó a la también canadiense Petrominerales a paralizar por una semana la producción de 30.000 bpd, en dos bloques del oriente del país. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido