Protestas en Putumayo frenan la recuperación ambiental

Compañías de la zona, como la operadora Vetra, tienen detenidas sus operaciones por protestas sociales.

Protestas en Putumayo frenan la recuperación ambiental

Juan Manuel Vargas

Protestas en Putumayo frenan la recuperación ambiental

Finanzas
POR:
julio 16 de 2014 - 01:09 a.m.
2014-07-16

Hace quince días, militantes del frente 48 de las Farc detuvieron 23 carrotanques que transportaban crudo hacia el Ecuador y obligaron a los conductores a abrir las válvulas de los vehículos, con lo que se derramaron 5.100 barriles de crudo en la vía que comunica las veredas de Campo Alegre con El Tigre, en Putumayo.

De acuerdo con el reporte del ministro de Minas, Amylkar Acosta Medina, por fortuna se logró poner una barrera de contención que evitó que el crudo se esparciera más. Sin embargo, las tareas de recuperación de la zona han tardado por dos razones.

Primero, porque la zona donde ocurrió el evento fue minada y, antes de entrar a recuperar el crudo, fue necesario que la fuerza pública desactivara las minas explosivas y asegurara el área. Hasta el miércoles de la semana pasada se logró ingresar a la zona y ya se lograron recuperar cerca de 4.500 barriles de petróleo.

Pero la labor no se ha podido completar porque bloqueos de la comunidad impiden el ingreso a la zona de los expertos encargados de realizar el plan de contingencia.

“En la comunidad no han permitido que se haga la operación de recuperación y, lo que es más grave, desde hace ocho días está bloqueada la operación de Vetra (operadora con campos en el Putumayo) por la imposibilidad de acceder al sitio, lo que es lamentable”, explicó Acosta Medina.

Un informe de la Defensoría del Pueblo sostiene que el atentado afectó directamente a 106 familias. Además, las quebradas La Canoa, que desemboca en los ríos Guamuez y Putumayo (que abastecen a los municipios de Puerto Asís y Puerto Leguízamo), y el río Cuembí fueron contaminados.

En la protesta social de los habitantes de la zona se han mezclado tres temas: en primer lugar, inconformismo de algunos campesinos por las autorizaciones ambientales entregadas a la petrolera Vetra para ampliar su operación; las afectaciones del atentado en los habitantes de la zona y el descontento frente a las aspersiones aéreas con glifosato para disminuir los cultivos de coca.