Más proyectos que marcan la diferencia Promoviendo diferentes actividades y facilitando espacios para poner en marcha sus proyectos, los jóvenes tienen contacto con el mundo empresarial.

Más proyectos que marcan la diferencia Promoviendo diferentes actividades y facilitando espacios para poner en marcha sus proyectos, los jóvenes tienen contacto con el mundo empresarial.

POR:
noviembre 13 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-13

El objetivo de formar empresarios desde el colegio también es la base del trabajo del Instituto San Pablo Apóstol, que ofrece una formación técnica desde hace 25 años y cuyos objetivos están claros en su Proyecto Educativo Institucional. No solo tiene convenios con el Sena, para capacitación técnica y empresarial, sino que ha creado una cátedra de empresarismo. Según el profesor Salvador Jiménez, coordinador de convenios del Instituto San Pablo Apóstol, la idea es “llevar el mismo programa que tiene el Sena, de 74 horas mínimas, para que cambie la visión, la mentalidad de formarse para ser operarios y, en cambio, se prepararen para formar su propia empresa, con el objetivo de que los jóvenes sean productivos y que su proyecto perdure”. Obviamente, no todos quieren ser empresarios o no todos tienen la visión para serlo. “Entonces, le hemos propuesto al Sena, para el siguiente año, una línea de formación empresarial y otra para la formación en la empleabilidad”, agrega. El Instituto ofrece hoy capacitación en 23 especialidades y los alumnos de noveno escogen aquellas en las que tengan posibilidades de desempeñarse. En grado once, después de prepararse, entre otros campos, para el examen del Icfes y las pruebas de admisión a las universidades, retoman lo vocacional y presentan un proyecto final para poderse graduar y optar por el título que se les ofrece como bachilleres técnicos. Dentro de las 23 especialidades se destaca la especialidad en plásticos, en donde aprenden a manejar la tecnología respectiva y aspectos que les permitirán desempeñarse en muchos campos: empaques para artesanías, alimentos, ropa y otros. “Los alumnos normalmente están en clase de 7 de la mañana a 12:30, y en capacitación técnica y empresarial de 1 a 5:30 de la tarde. Además, periódicamente tienen algunas charlas de seguridad industrial, de salud ocupacional y prevención de drogadicción, como parte de los programas que ofrecen el Sena y la alcaldía local Rafael Uribe Uribe”, explica el profesor Jiménez. “A los grados sexto, séptimo y octavo se les va formando en el área técnica, en sistemas y dibujo técnico. No están en los talleres por su edad y porque las máquinas pueden representar para ellos un peligro, pueden distraerse fácilmente. La formación empresarial empieza con el grado noveno”. En el PEI del Instituto, en sus dos sedes del sur de Bogotá, también se incluye la orientación artística, teniendo la posibilidad de convertirse en músicos y pertenecer a la Sinfónica Juvenil. Finalmente, hay que señalar que la capacitación empresarial incluye a adultos y madres cabezas de hogar, pues uno de los fines del planes es tener un mayor impacto social en su comunidad.

Siga bajando para encontrar más contenido