Proyectos que reciben regalías serán revisados

Ante la descolgada del precio del crudo y la reducción de recursos derivados de la actividad energética, Planeación Nacional priorizará las iniciativas que deberán aprobarse en los Ocad.

Vía

Archivo particular

Vía

POR:
enero 30 de 2015 - 01:57 a.m.
2015-01-30

Aunque el Gobierno es consciente de que dejará de recibir este año cerca de $9 billones por cuenta de la caída de la renta petrolera –lo cual afectará el volumen de regalías destinadas a los municipios y departamentos–, dejó claro que un fondo de estabilización que tiene la Nación servirá para evitar la parálisis de los proyectos que se financian con los recursos derivados de la actividad minero-energética.

Según las cuentas que tiene el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, en el Fondo de Estabilización y Ahorro del Sistema General de Regalías (creado en julio del 2012) se han reservado $6 billones para coyunturas como la actual, marcada por una reducción de más del 50 por ciento en la cotización del barril de petróleo.

“El país está bien preparado y tiene cómo asimilar esta nueva realidad. Hay que asumir esa reducción (de los ingresos petroleros) con un poco de endeudamiento para no incurrir en una reducción abrupta de la inversión pública”, reiteró Cárdenas ayer en Cartagena.

Pese al parte de tranquilidad que ha dado el ministro, la próxima semana en el Departamento Nacional de Planeación (DNP) se hará una evaluación del impacto petrolero sobre las regalías. En esa discusión se hará una priorización de las obras que son aprobadas a través de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad), creados tras la reforma a las regalías en el 2012.

Manuel Fernando Castro, subdirector territorial del Departamento Nacional de Planeación, le contó a este diario que dentro de las cuentas de la entidad está claro que hacia el año siguiente “habrá una reducción en los recursos. Existirá una afectación de la cual ya estamos haciendo los cálculos. El ministro de Hacienda ya había manifestado que habrá que hacer ajustes”.

El subdirector explicó que en la ley bienal de regalías, que fue aprobada a finales de diciembre del 2014, se señala que “el DNP definirá los criterios de priorización de los proyectos que se aprueben en los Ocad. Vamos a definir las iniciativas que tengan el mayor impacto en departamentos y municipios”.

Lo anterior, explicó Castro, significa que por ejemplo en la Región Caribe –en la que hay temas prioritarios como atender la pobreza extrema–, se dará mayor importancia a iniciativas enfocadas a agua y alcantarillado. Esta estrategia, agregó, ayudará a optimizar los recursos en los departamentos y municipios del país.

“Con la reducción de los precios del petróleo se sentirán los efectos en los municipios, pero no puede ser que en la financiación de los proyectos vayan a decir que se hará un recorte sustancial. Para eso se creó un fondo de estabilización que tiene $6 billones”, dijo el presidente de la Federación Colombiana de Municipios (Fedemunicipios), Gilberto Toro, quien señaló que los recursos para las iniciativas del 2015 en todo el país ya deberían estar garantizados por el Gobierno.

De acuerdo con las cifras de un reporte del Sistema General de Regalías, durante el año pasado los departamentos (productores y no extractores de hidrocarburos) aportaron al Fondo de Estabilización cerca de US$891 millones (cerca de $1,8 billones).

Según la Ley 1530 del 2012, hasta un 30 por ciento de los ingresos del Sistema General de Regalías irán a alimentar el Fondo, el cual ayudará a estabilizar la inversión y “mantendrá estable el gasto público”. Esto significa que los proyectos regionales que reciben recursos de las regalías no sufrirían ajustes bruscos en su financiación.

LA EJECUCIÓN DEL SGR

De acuerdo con un reciente informe del Sistema General de Regalías (SGR), desde julio del 2012 el valor de los proyectos aprobados en el país con estos recursos asciende a $13,82 billones.

Entre tanto, las apropiaciones totales reportadas por el SGR son de $17,6 billones.

Dentro de la suma de proyectos aprobados, según el SGR, el 30 por ciento de los recursos va para el sector transporte; el 13 por ciento, para ciencia; un 12 por ciento, para educación, y un 8 por ciento para agua potable.

RECURSOS LIGADOS AL PETRÓLEO SEGUIRÍAN DISMINUYENDO

Una investigación publicada el mes pasado calcula que a 2024 las regalías caerán en $4 billones.

Un reciente estudio elaborado por Fedesarrollo advirtió que el país debería prepararse desde ya para una tendencia de decrecimiento de los ingresos por regalías en la próxima década.

Los cálculos de este centro de investigación económica y social fueron construidos a partir de las estimaciones en materia de precio internacional del barril de crudo, producción esperada y tasa de cambio.

“En 2015 el escenario medio proyecta menores ingresos de regalías con respecto a 2014 en cerca de $1 billón debido a la caída esperada en los precios internacionales del crudo”, señala el informe.

Además, Fedesarrollo calcula que para los siguientes años la caída se acentuará. Así las cosas, mientras pronostica que en el periodo 2015-2016 se recibirán aproximadamente $13,2 billones por cuenta de regalías, para el lapso 2017-2018, los ingresos por este concepto bajarían a cerca de $9,3 billones.

Este escenario medio, que de acuerdo con el organismo es el de mayor probabilidad de ocurrencia, es inferior con respecto a los cálculos hechos por el Gobierno.

“Esta reducción implica que para el 2024 las regalías asociadas con la producción de petróleo serían inferiores en $4 billones a las generadas en el 2014 de acuerdo con el escenario medio. En el escenario alto se reducirían en $2,9 billones y en el escenario bajo, en $5,3 billones”, explica el informe.<EM><EM>

De cumplirse el escenario medio de Fedesarrollo los fondos de desarrollo y compensación regional perderían casi la mitad de sus fuentes de financiación, lo que podría en riesgo la inversión pública en las regiones del país.

hecsan@eltiempo.com

nohcel@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido