Proyectos de recobro, salvavidas de producción petrolera

La ANH tiene aprobadas 25 iniciativas para ‘exprimir’ los pozos existentes. La expectativa es que a través de estas se logre mantener un buen ritmo de extracción el próximo año.

Entre los proyectos de recobro secundario más costosos están los que tienen que ver con combustión in situ.

Archivo particular

Entre los proyectos de recobro secundario más costosos están los que tienen que ver con combustión in situ.

Finanzas
POR:
diciembre 15 de 2014 - 01:21 a.m.
2014-12-15

Frenar el declive de la producción de los pozos petroleros existentes en el país será uno de los mayores retos de la industria de hidrocarburos para cumplir las metas de producción petrolera.

Y para que estas metas se cumplan, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) cuenta con que se logren desarrollar 25 proyectos de recobro, que permitirán aumentar la producción en pozos ya existentes.

Las cifras de la entidad indican que el 58 por ciento de los barriles que se producirán en los próximos diez años provienen de campos en producción, que serán impulsados por las inversiones en proyectos para aumentar el factor de recobro que, en promedio, es del 17 por ciento en los campos colombianos.

Esto quiere decir, que si un campo tiene recursos por un millón de barriles solo se pueden extraer 170.000. Los cálculos del Ministerio de Minas y Energía indican que si se logra aumentar en un punto porcentual el recobro, se podría adicionar 525 millones de barriles a las reservas actuales.

Estos proyectos se aplican en campos de crudo pesado o maduros. Los 25 que ya han sido aprobados por la ANH se ubican en las cuencas del Catatumbo, el valle medio y superior del Magdalena y en los Llanos Orientales.

La mayoría de los proyectos aprobados son de inyección de agua (14), y el resto son de vapor y gas. No obstante, hay dos dudas con respecto a si estos proyectos se pueden desarrollar con normalidad.

La primera tiene que ver con el panorama de precios, que puede ser un impedimento para el desarrollo de las iniciativas.

“No todos estos proyectos son tan costosos, los de inyección de gas o de vapor no lo son. Hay diferentes tipos de pozos que pueden ser más costosos o no y aunque se prevé que la caída de los precios pueda tener una afectación, es muy temprano para saberlo”, explicó el presidente de la ANH, Javier Betancourt.

Agregó que cada empresa debe hacer sus cálculos para saber cómo enfocar sus inversiones en este nuevo entorno y que probablemente dirijan sus apuestas a proyectos de producción que dan más rentabilidad.

El otro problema tiene que ver con las posibles modificaciones a las licencias globales ambientales, por el uso de nuevas tecnologías y el manejo de agua en particular en los campos Castilla, Chichimene, Rubiales, Quifa, Teca-Cocorná, Akacías y La Loma.

Aún si todos los proyectos de recobro planeados se logran concluir con éxito, para lograr las metas también será necesario que se desarrollen los proyectos descubiertos, que representarían cerca del 27 por ciento de la producción del país en el mediano plazo.

De acuerdo con el Marco Fiscal, el próximo año la producción petrolera deberá ser de 1.026 mil barriles promedio diario, aunque esta cifra podrá ser revisada a la luz del nuevo contexto internacional.

LOS COMPROMISOS DE LA INDUSTRIA PARA EL 2015

Las empresas deberán realizar en 2015, por lo menos, 1.086 pozos de desarrollo, que en conjunto significan una inversión de 8 mil millones de dólares.

Esto es lo que está contratado, pero la ANH calcula que se requieren 1.200 pozos de desarrollo para poder cumplir con las metas del marco fiscal.

Adicionalmente, la entidad estima que se requiere un ritmo de perforación de 250 pozos exploratorios por año, para lograr tener reservas para diez años (actualmente llegan hasta los siete años).

También es claro que para que las empresas puedan cumplir sus compromisos contractuales debe garantizarse la operación, tal como lo ha pedido la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP.

Este año se dejaron de producir 29.000 barriles promedio diario por problemas con las comunidades, 25.000 barriles por atentados e inconvenientes de transporte y 15.000 por problemas ambientales.

Economía y Negocios