Puente de Tienditas está listo pero frontera sigue cerrada

Puede convertirse en el puente más imponente entre Colombia y Venezuela.

Puente de Tienditas está listo pero frontera sigue cerrada

Archivo

Puente de Tienditas está listo pero frontera sigue cerrada

Finanzas
POR:
octubre 13 de 2015 - 12:48 a.m.
2015-10-13

Fue pensada como la gran obra de la integración colombo-venezolana para facilitar el intercambio comercial, económico, cultural y social entre los dos países. Paradójicamente, a un mes de ser finalizada su construcción, no se sabe cuándo, será inaugurado o puesto en servicio. Sin duda es una obra para tiempos mejores.

Las vías de acceso en Venezuela ya están pavimentadas; por el lado colombiano ya lo están haciendo, la semana pasada instalaron y pintaron las barandas, el paso peatonal ya está asfaltado, los otros dos pasos vehiculares lo estarán antes de terminar este mes. Ya trabajan en las aduanas y demás locaciones a lado y lado de la frontera.

Son tres puentes paralelos en una estructura de 240 metros de largo por 40 de ancho, en la que los obreros trabajan a ambos lados del mismo, incluso sábados y domingos, y es el único que no sufre los rigores del cierre fronterizo.

Este puente esperó exactamente medio siglo para ser construido. Cuenta Mario Villamizar, veedor de la obra, que en 1964 el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizó un plan para afianzar la integración entre Colombia y Venezuela.

La entidad multilateral propuso que se construyera en la zona otro puente adicional al Simón Bolívar. Entonces se sugirió dos pasos, el de Tienditas y el de Ureña, finalmente se decidieron por este último, pues la prioridad era pasar la caña de azúcar, que se transportaba a través del río Táchira para ser molida en un ingenio en esa localidad venezolana.

Fue necesario que, 42 años después, los mandatarios regionales de Norte de Santander y el Táchira sintieran en carne propia el sufrimiento de los habitantes de la frontera para ir de un país a otro y se decidieran a construir un nuevo puente.

“A finales del 2006 el gobernador del Táchira llegó tardísimo a una cita con el de Norte de Santander en Cúcuta por el tráfico en el puente y hablaron sobre qué se podía hacer. Yo estaba ahí y les dije que hacía muchos años se había planeado un puente en Tienditas. Nadie sabía de eso. Un mes más tarde les entregué un estudio de prefactibilidad”, afirma Villamizar.

Pero las diferencias políticas entre los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe no permitieron que la obra arrancara, y se tuvo que esperar a que se posesionara el presidente Juan Manuel Santos y la normalización de las relaciones con Venezuela.

Todavía sin nombre oficial, se le conoce como el puente de Tienditas, pues allí desemboca del lado venezolano, se espera que por este transiten unos 20.000 de los 50.000 vehículos que cruzan la frontera diariamente, principalmente de carga.

A un costo de 32 millones de dólares, su construcción comenzó en enero del 2014, y aunque está a un mes de ser finalizado, su apertura no se espera con mucho entusiasmo, pues no se sabe cuándo el gobierno venezolano abrirá la frontera.

SE ABRIRÁ CUANDO SE LOGRE LA PAZ

El presidente Maduro, dijo ayer que los puestos fronterizos con Colombia cerrados desde agosto pasado se mantendrá así hasta que se logre construir una frontera de paz junto al Gobierno colombiano, y aseguró que con esta medida ha bajado el terrorismo en la zona. “He venido evaluando al pelo un conjunto de nuevas medidas para reforzar todo lo que son las ocho zonas donde está cerrada la frontera (...)”.

Pedro Vargas Núñez

Especial para Portafolio

Cúcuta