La puja por la Contraloría

Gran movimiento existe por estos días en las altas cortes -Constitucional, Suprema de Justicia y Consejo de Estado- en razón de la evaluación que deben realizar sobre las hojas de vida de un nutrido grupo de colombianos que aspiran a ocupar el cargo de Contralor General de la República; cargo que habrá de cubrirse a más tardar en septiembre próximo cuando el actual contralor, Antonio Hernández Gamarra, cumple su período constitucional. En circunstancias similares estarán los Tribunales Superiores de Distrito Judicial, los de lo Contencioso Administrativo así como las demás instancias judiciales involucradas en la selección de los candidatos para contralores departamentales y municipales.

POR:
mayo 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-16

Desde este escenario considero importantes algunas reflexiones. En primer lugar, resulta fundamental entender que, trascendiendo las recomendaciones políticas que inevitablemente se presentan en dichos procesos de selección, las cortes y los tribunales aludidos deberían ser en extremo cautos y responsables en este transcurrir. Por ello la directriz de sus escogencias ha de responder, ante todo, a la calidad profesional, técnica y ética de los postulados -que, como tal, garantice recorridos personales transparentes, comprometidos con el país y dueños de significativos resultados de gestión- y no a los respaldos partidistas que posean los candidatizados, aval de su posterior y eventual escogencia por parte del Congreso de la República o de las Asambleas Departamentales y los Concejos Municipales, según sea el caso. De ahí la importancia de que cada uno presente sus propuestas de programa de trabajo, las cuales serían objeto de su correspondiente sustentación en salas plenas. En segundo lugar, es justo reconocerlo, las gestiones de los contralores Ossa Escobar y Hernández Gamarra introdujeron cambios sustantivos en la Contraloría General de la Republica -CGR- al punto de aproximarla a un organismo más técnico y transparente, conformado por un recurso humano profesional que cuenta hoy con novedosas herramientas informáticas, garantes de una labor eficiente en los distintos órdenes de su accionar institucional. Por estos importantes logros resulta prioritario que -contrario a lo que suele suceder en el sector público colombiano en donde cada nuevo funcionario quiere partir de cero- quien resulte escogido como contralor entre a desempeñar su cargo desde un programa integral de gestión para lo cual, insisto, ha de reconocer los logros alcanzados, avanzar en ellos, diferenciar lo importante de lo urgente e identificar las prioridades de una labor que puede y debe contribuir significativamente a la construcción de un país mejor. En tercer lugar, creo pertinente reiterar sobre los cambios sustantivos que se han operado en el organismo fiscalizador pues, en gran parte, de su valoración depende la ruta a seguir por el nuevo contralor que será elegido en los siguientes meses. En el marco del Programa de Modernización que viene desarrollando la CGR se han implementado herramientas de apoyo para el control fiscal macro (estadísticas económicas y fiscales) y para el control fiscal micro (guía de auditoria Audite 2.2.). Frente al primero, se incorporaron los sistemas de Normatividad del Control Fiscal -Sinor-, de Indicadores de Gestión del Control Fiscal -Siga- y de Indicadores de Riesgo Institucional -Siri- en cuyos procesos se adelantan labores de capacitación para quienes intervienen en su aplicación. Son parte de los logros forjados en la tarea tesonera del Contralor y de su equipo. Sólo esperamos que las altas Cortes acierten en la elección de su sucesor y que quien finalmente resulte designado por el Congreso, reconozca el camino recorrido, esté dispuesto a continuar con sus aciertos, a enmendar los desaciertos y a impulsar lo pendiente. Ojalá el amor por el país y su real bienestar guíe a estas cortes y entonces aleje de ellas el fantasma de la politiquería. Consultor privado "Esperamos que las altas Cortes acierten en la elección y que quien finalmente resulte designado por el Congreso, reconozca el camino recorrido”.

Siga bajando para encontrar más contenido