Puja entre gigantes de la minería

La segunda compañía del sector en el mundo, Rio Tinto, sube su dividendo para evitar ser comprada por BHP Billiton, en un negocios multimillonario.

POR:
noviembre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-27

El gigante brasileño de la minería CVRD "no tiene ninguna intención" de ayudar al grupo anglo-australiano BHP Billiton, número uno mundial del sector, a absorber a su rival Rio Tinto, aseguró su presidente, Roger Agnelli.

CVRD es el número tres de la industria minera en términos de capitalización bursátil (valor en bolsa), desde que absorbió el año pasado al productor canadiense de níquel Inco. "No hay ninguna intención de parte de CVRD de hacer un movimiento. Es una fiesta australiana a la cual no fuimos invitados", aseguró Agnelli, interrogado sobre el tema durante una conferencia de presentación de su grupo en París. "No queremos mezclarnos con este proyecto. Es el movimiento de BHP contra Rio Tinto", número dos mundial, agregó.

Además, recordó que la estrategia de su grupo es el crecimiento orgánico, aunque no se prohibe hacer adquisiciones "en el momento oportuno, si el precio es justo".

BHP propuso a inicios de noviembre un acercamiento a su competidor Rio Tinto sobre la base de un canje de tres títulos BHP contra una acción de Rio Tinto, una oferta que fue rechazada por éste último. El presidente del grupo brasileño no excluyó comprar activos si la fusión entre sus dos competidores se concluye. "No sé qué van a hacer... pero si somos invitados, examinaremos las oportunidades que surgen" en términos de compra de activos, afirmó Agnelli.

Fabio Barbosa, director financiero de CVRD, que cotiza en las Bolsas de Sao Paulo y Nueva York, indicó que el grupo busca que los inversores en Europa los conozcan más y por eso se organizó el encuentro en París, pero que no consideran la hipótesis de una cotización en la plaza parisina.

De otro lado, Rio Tinto anunció ayer un aumento del 30 por ciento del dividendo de este año y un programa de venta de activos de 15.000 millones de dólares, en una estrategia para justificar su rechazo a la oferta de fusión lanzada por su rival BHP Billiton.
"BHP puede necesitar a Rio Tinto pero Rio Tinto no necesita por fuerza a BHP", declaró el consejero delegado de Rio Tinto, Tom Albanese, en el seminario anual de inversores que se celebró en Londres. Albanese insistió en que el valor "verdadero" de su compañía aún tiene que verse "completamente reflejado" en los mercados de valores.

El pasado 8 de noviembre, BHP hizo públicos sus planes de fusión con Rio Tinto por unos 86.920 millones de euros, una operación que podría dar lugar a una empresa valorada en más de 400.000 millones de dólares y que la segunda rechazó por considerar que "infravalora" el grupo y sus perspectivas futuras.

Con el objetivo de reforzar la confianza de los inversores, Albanese anunció que los planes de la compañía pasan por aumentar el dividendo en un 20 por ciento en los próximos dos años.

Asimismo, dijo que ha comprometido 2.400 millones de dólares estadounidenses al desarrollo de dos nuevos proyectos, Mesa A y Brockman 4, en la región de Pilbara, en Australia occidental. 

Siga bajando para encontrar más contenido