Pulso por costos deja sin gas a 14 municipios

Proyectos en Boyacá y Cundinamarca, cancelados o en suspenso porque autoridades no aceptan mayores costos para nuevos ramales de gasoductos.

Pulso por costos deja sin gas a 14 municipios

Archivo Portafolio.co

Pulso por costos deja sin gas a 14 municipios

POR:
septiembre 10 de 2013 - 03:47 a.m.
2013-09-10

Las entidades del sector del gas natural siguen teniendo diferencias de criterio con la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), cuyas decisiones ya dejaron sin posibilidades de conectar el energético a seis municipios de Boyacá, y tienen en la cuerda floja a dos iniciativas más para llevar el servicio domiciliario a varios municipios turísticos del suroccidente de Cundinamarca, así como a la población de Pacho, cercana a Zipaquirá.

Luego de que en marzo pasado la entidad regulatoria negó la revisión de una remuneración para estos tres proyectos, la cual fue definida en el 2011, la Transportadora de Gas Internacional (TGI) realiza los últimos estudios de detalle con el fin de ajustar lo máximo posible los proyectos de los ramales Cundi Suroccidental y Cundi Noroccidental, para establecer si son viables con las tarifas que les fueron aprobadas.

El presidente de TGI, Ricardo Roa, asegura que no se están viendo las señales regulatorias, pues aunque en los recursos de reposición de estos tres proyectos se argumentó que entre el 2010 (cuando fueron presentados) y el 2013 hubo variaciones en los costos por factores como geotecnia, el mayor costo de mano de obra, el valor de los insumos (acero) y hasta la revaluación del peso, la Creg decidió no reconocer una mayor tarifa.

El proyecto Boyacá Central, ya descartado, buscaba conectar a Chivatá, Virachacá, Toca, Siachoque, Boyacá y Soracá. Eran 45 kilómetros de ramales, por 7,5 millones de dólares, pero solo autorizaron 5 millones como remuneración. Tras analizar factores exógenos, las cuentas de la empresa daban que se incrementaba a 11,5 millones de dólares, pero la Creg mantuvo su decisión.

El ramal Cundi Suroccidental abarca 90 kilómetros, para Cachipay, Anolaima, San Juan de Río Seco, La Mesa, El Colegio, Anapoima y Viotá, para un potencial de 170.000 usuarios.

El ramal Cundi Nororiental es una línea de 19 kilómetros para abastecer a Pacho (Cundinamarca).

El presidente de TGI señala que en uno de los casos se les reconoció parcialmente la inversión y en el otro, todo el valor pedido, pero surgieron factores nuevos.

Estas dos líneas tienen un costo estimado de 37 millones de dólares y, según la ingeniería de detalle, la compañía decidirá si los realiza o no.

NO HUBO JUSTIFICACIÓN VÁLIDA PARA COBRAR MÁS’, DICE LA CREG

Al ser consultada, la Creg señaló que en diciembre del 2012 le aprobó a TGI los cargos máximos por transportar gas a diferentes poblaciones de Cundinamarca y Boyacá, para lo cual aplicó la metodología que rige y la información sobre costos más reciente de la que disponía. Según la entidad, los valores adicionales no se aceptaron pues no hubo una justificación válida para incrementar lo ya reconocido. De aprobarse el incremento, dijo, los usuarios pagarían gastos que no pueden ser calificados de eficientes. Fuentes de la entidad se mostraron extrañadas porque TGI cuestiona la metodología aplicada para reconocer la inversión en otras líneas.

Siga bajando para encontrar más contenido