Pulso político podría minar la confianza en la inversión

El pedido del vicepresidente de la República, Francisco Santos, para sacar la bandera blanca y frenar la cadena de acusaciones e improperios entre el Gobierno, las cortes, el Partido Liberal y el Polo Democrático no fue suficiente para ponerle fin a uno de los pulsos políticos más fuertes y prolongados de los últimos años, y que lo único que logra es poner en riesgo la confianza inversionista.

POR:
septiembre 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-08

En mensaje que podría llegar a la comunidad internacional, es que Colombia tiene problemas de gobernabilidad y que los niveles de estabilidad política que se percibían no son tan sólidos como se pensaba. Lo peor de todo es que transcurrió otra semana y el llamado del vicepresidente y de la propia sociedad civil a deponer los ánimos, no fue atendido ni por el presidente Álvaro Uribe, ni mucho menos por quienes desde la oposición enfilan baterías contra el Gobierno, o por los magistrados de las altas cortes, que además se enfrentan entre sí. El panorama se torna complejo para el clima de negocios en la medida en que los inversionistas están recibiendo un mensaje negativo del país. Afortunadamente, aún no hay señales de que la inversión se vea afectada por la situación coyuntural. De seguir en este tono, cada vez surgirán nuevos asuntos que podrían complicar aún más la situación y entonces sí afectar los niveles de inversión. De otro lado, en medio de la tensión política, los inversionistas y las empresas recibieron la semana pasada una buena noticia: el Gobierno desmontó los controles a la inversión en el mercado de acciones, lo que de inmediato hizo disparar las operaciones de la Bolsa de Valores de Colombia y generó una valorización de buena parte de las compañías inscritas en ella. La reacción del mercado accionario contribuye a dinamizar el mercado y genera un efecto bola de nieve a favor de la llegada de inversión extranjera en el país, al tiempo que le da un impulso a clima de los negocios. Igualmente, el dato de la inflación de agosto deja un poco más tranquilos a los inversionistas, pues todo indica que en lo que resta del año se reducirá la presión sobre un alza generalizada de precios. Entre tanto, el dólar parece haber entrado en una etapa definitiva de recuperación, pues en una sola semana volvió a los niveles de enero pasado, con lo cual desaparece el fenómeno de la revaluación. El Indicador de la Confianza en Colombia se ubica en 73 por ciento para la presente semana. '' El desmonte de los controles a la inversión extranjera en acciones fue una buena noticia”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido