Las Pymes quieren préstamos pero temen a los intereses, concluyen las cifras del saldo en créditos a 2007

Sin embargo, varias fallas del sistema salieron a flote durante el 'IV Congreso Banca para pymes', organizado por Asobancaria, en el que se analizó la realidad de la relación bancos-pymes.

POR:
mayo 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-13

En el evento, se expuso un informe que afirmó que a diciembre del 2007, el saldo de los créditos ascendió a 19,4 billones de pesos, lo que evidenció un incremento del 41,9 por ciento frente al 2006.

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), Sergio Clavijo, admitió que hay una importante recuperación en cuanto a las empresas del sector pyme que solicitaron créditos durante el primer trimestre del año.

"En el sector del comercio fue del 49 por ciento, en la industria, del 55 por ciento y en los servicios, del 44 por ciento", dijo Clavijo.

Claro que también señaló que a pesar de que las solicitudes y las aprobaciones marchan a buen ritmo, a los empresarios les sigue dando miedo hacer uso de esta herramienta financiera.

"Hay dos razones que esgrimen los empresarios consultados: afirman que los créditos a corto y mediano plazo tienen unas tasas de interés muy altas y la tramitología hace que los dueños de las compañías opten por no acudir a estos", anotó Clavijo.

Al respecto, María Mercedes Cuéllar, presidenta de Asobancaria, dijo que las tasas altas se deben a los temores inflacionarios y las tendencias revaluacionistas, y que el Banco de la República las ha subido de manera importante "como una medida necesaria para la estabilidad macroeconómica y financiera, aunque es necesario definir un desmonte gradual. Sin embargo, las líneas de crédito para las pymes mantienen unas tasas favorables", opinó.

De otro lado, Álvaro Carrillo, vicepresidente ejecutivo de Banca Corporativa de Davivienda, dijo que la cartera comercial con las pymes se ha triplicado en los dos últimos años. "Tenemos cerca de 160.000 pymes atendidas, a las que les hemos girado cerca de 2,3 billones de pesos.

Es claro que se puede mejorar y es ganándose la confianza de estos empresarios para que vean en los bancos una opción de crecer y no un enemigo útil", apuntó. Los recursos entregados a pymes representa el 23,2 por ciento de la cartera empresarial frente a 15,4 por ciento observado en el 2006.

Siga bajando para encontrar más contenido