Pymes reflejan un leve optimismo en el segundo trimestre de este año, según encuesta de Acopi

De acuerdo con el informe, los pequeños y medianos industriales están 'quietos' y no buscan nuevos mercados. Además, señala el documento, la inversión seguirá congelada.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

Un moderado optimismo se percibe en los resultados de la encuesta pyme, realizada por Acopi nacional, y entregados este viernes, en la que la caída de las ventas representó el principal inconveniente para estas empresas en el país, durante el segundo trimestre del año.

A nivel macroeconómico, el 37 por ciento de los 500 micro, pequeños y medianos empresarios consultados consideran que la situación del país va a empeorar. El 24,2 por ciento esperan un resto de año mejor.

De igual manera, los consultados en 13 capitales analizan el tema del desempleo, como el principal a tener en cuenta por parte del Gobierno en medio de la crisis de la economía, que pasa cuenta de cobro a las pymes nacionales.

Sin embargo, la baja demanda de los productos o servicios ofrecidos, es el aspecto que más preocupación causó a los empresarios entre abril y junio pasados. El 53,4 por ciento sufrieron la caída de las ventas, un 7,7 por ciento más que en el primer trimestre del 2009.

Otro factor negativo del estudio, es que definitivamente los proyectos de inversión estarán congelados en los próximos seis meses. Sólo un 7 por ciento, considera hacer algún tipo de inversión en lo que resta del año.

De otro lado, el pago de la nómina dejó de ser la mayor preocupación, al interior de las empresas, y en el segundo trimestre, los impuestos y el pago a proveedores, fue lo que más esfuerzos les generó.

La encuesta, financiada por Positiva, Sodexo, el Grupo Bancolombia y Avantel, señaló que el 11 por ciento de los industriales aumentó su cartera. Otro factor relevante es que los empresarios hacen un esfuerzo por conservar las nóminas y aunque no se contrata, tampoco se ha reducido el personal, explicó Norman Correa, presidente de Acopi, quien además criticó la pasividad de los empresarios en la tarea de abrir nuevos mercados.

"Se están quedando quietos y eso es un error. El 91 por ciento espera que la situación mejore sola", dijo. Correa también invitó al Gobierno para que les dé una mano a los empresarios. "En coyunturas como la actual, con trabas comerciales con Venezuela y Ecuador, es el Estado el que se debe convertir en el principal comprador de la pequeña y mediana empresa", dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido