¿Cómo quedó estructurada la competencia de la Dian para resolver los recursos de reconsideración?

¿Cómo quedó estructurada la competencia de la Dian para resolver los recursos de reconsideración?

POR:
noviembre 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-07

Respecto de los fallos de los recursos de reconsideración contra los actos de determinación de impuestos y que imponen sanciones, el Artículo 560 del Estatuto Tributario estableció los parámetros para determinar las competencias, lo cual se encontraba sujeto a la expedición del Decreto sobre la estructura funcional de la Dian.

Para efectos de dicha disposición, el pasado 22 de octubre el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda, expidió el Decreto 4048 por el cual se modifica la estructura de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

En dicho Decreto se fija la competencia al interior de la Dian para resolver los recursos de reconsideración de cuerdo con las cuantías del acto objeto de recurso, así. Es importante advertir que la cuantía del acto objeto del recurso comprende los mayores valores determinados por concepto de impuestos y sanciones.

Ahora bien, respecto de la competencia para conocer los recursos de reconsideración en segunda instancia, no sobra recordar que el Artículo 560 del Estatuto Tributario establece que la misma corresponde a los funcionarios y dependencias de la administración de impuestos y aduanas nacionales que de acuerdo con la estructura funcional sean superiores jerárquicamente a aquella que profirió el fallo.

Las competencias descritas estarán sujetas a que la Dian adopte el nuevo sistema de nomenclatura y clasificación de los empleos y produzca la incorporación a la planta de personal adecuada a la estructura que establece el Decreto ya mencionado, mientras tanto, los empleados públicos de la actual planta de personal de la Dian continuarán ejerciendo las competencias y atribuciones a ellos asignadas.

 Una sociedad que tiene una deuda con la Dian por concepto de IVA del quinto bimestre de 2007 y del cuarto bimestre del año 2008, tendría que pagar intereses de mora por dicho impuesto, a pesar que tiene un saldo a favor en la declaración de renta del año gravable 2007 respecto del cual no ha solicitado la devolución?

Antes de determinar lo correspondiente a los intereses moratorios sobre las deudas por concepto de IVA, es de señalar que la sociedad podría utilizar el saldo a favor que arrojó su declaración de renta del año gravable 2007 para pagar, vía compensación, dichas deudas, tal como lo permite el literal b) del Artículo 815 del Estatuto Tributario, pues recuerde que la compensación es un modo de extinguir las obligaciones.

Para que lo anterior sea procedente, la sociedad deberá elevar ante la Administración de Impuestos que le corresponda, la solicitud de compensación del saldo a favor y deberá cumplir con los requisitos establecidos para el efecto en el Decreto 1000 de 1997.

Ahora bien, para determinar si se deben pagar intereses moratorios, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Se tendrá como fecha de pago del impuesto, aquella en que los valores imputables hayan ingresado a las oficinas de Impuestos Nacionales o a los Bancos autorizados, aún en los casos en que se hayan recibido inicialmente como simples depósitos o que resulten como saldos a su favor por cualquier concepto, entre otros, según lo establecido por el Artículo 803 del Estatuto Tributario.

Para efecto de lo anterior, se debe tener en cuenta que tratándose de un saldo a favor originado en el impuesto sobre la renta, el mismo se entiende consolidado en el último día del período gravable correspondiente, como sería a 31 de diciembre de 2007 para el caso planteado.

Tratándose de la compensación de deudas fiscales, mencionada inicialmente, vale la pena mencionar que el Consejo de Estado mediante Sentencia 16138 del pasado 24 de septiembre, expuso que para el efecto se parte del supuesto de la existencia en la cuenta corriente de los impuestos por pagar de cada contribuyente o responsable, de cuando menos dos saldos: Uno de naturaleza crédito a favor o a cobrar y otro de naturaleza débito a cargo o a pagar; considerando que la compensación es viable en relación con toda clase de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo, según lo previsto en el Artículo 815 ya mencionado.

El Consejo de Estado precisa que cuando el saldo a favor determinado en una declaración de renta o de ventas, sea anterior a la fecha en que se hicieron exigibles las obligaciones a cargo del contribuyente o responsable, no habrá lugar a liquidar intereses por mora, pues antes de la existencia de la deuda compensable, se consolidó el saldo a favor por concepto del impuesto.

De manera que para el caso planteado, si la Compañía solicita la compensación de las deudas por concepto de IVA con el saldo a favor reflejado en su declaración de renta del año gravable 2007, no se generarían intereses moratorios respecto del impuesto sobre las ventas correspondiente al cuarto bimestre del año 2008, dado que el saldo a favor es anterior a la fecha en que se hizo exigible dicha deuda.

Situación diferente se presentaría, por ejemplo, respecto del pago del impuesto sobre las ventas del quinto bimestre del año 2007, pues en este caso la deuda sería anterior al saldo a favor y en consecuencia se generarían intereses moratorios, desde la fecha en que debió pagarse oportunamente el impuesto hasta el momento en que se consolidó el saldo a favor con el cual se solicita compensar dicha deuda, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2007.

Siga bajando para encontrar más contenido