‘Queremos llegar a tener vuelo diario desde Bogotá’

El tráfico entre América y Europa aumentará y Air Comet puede contribuir. Esa es la tesis que llevó a que la española del grupo Marsans se le midiera a operar una ruta entre Bogotá y Madrid, desde mayo del 2005, cuyos resultados han superado los pronósticos.

POR:
noviembre 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-10

Por esa razón el planteamiento aún sigue firme, e incluso supone nuevos retos, como conectar las dos ciudades con un vuelo diario y pensar, desde ya, en una ruta entre Medellín y la capital española. “Ese es el propósito que tenemos ahora”, manifiesta el presidente de la aerolínea, Ignacio Pascual, un hombre que comenzó organizando los archivos de Air Comet hace once años y ahora es el responsable de mantenerla ‘en vuelo’, a pesar del nubarrón que atraviesa la industria aérea. Para el directivo, en Colombia aún hay mercado para seguir creciendo. ¿Hace cuánto tiempo se vinculó a Air Comet? En la compañía estoy desde 1997 y hace dos años y medio soy el máximo responsable, pero como curiosidad le diría que el primer trabajo que hice fue archivar. Realmente empecé desde muy abajo y he pasado por todos los niveles de la empresa, desde lo más básico hasta lo más complicado. ¿Qué ha hecho para que la aerolínea siga volando en medio de las dificultades del sector aéreo en el mundo? Air Comet está cambiando radicalmente la forma de ofrecer el producto y para eso debemos tener calidad, servicio y puntualidad, entre otros aspectos. Eso es lo que estamos haciendo nosotros y a la larga es lo que vale para superar momentos de crisis como el que experimenta en la actualidad la aviación comercial en el mundo. ¿Qué se necesita para ofrecer calidad, servicio y puntualidad? Lo más importante, en nuestro caso, es la renovación de la flota. Hoy por hoy el costo del combustible es la mayor preocupación que tenemos todas las compañías aéreas y realmente, en vuelos de largo alcance, en los que Air Comet es especialista, el costo de combustible es todavía mucho más relevante. Por eso, cambiar la flota por una más eficiente y moderna, como lo estamos haciendo nosotros, genera ahorros del 20 por ciento, aproximadamente. Esa es la estrategia fundamental, pero hay otras pequeñas medidas que se van notando en el día a día y que están relacionadas con el ahorro de costes de todo tipo y con una gestión eficiente de las rutas. Renovar la flota demanda inversión y en la coyuntura actual conseguir recursos no es fácil. ¿Cómo se han visto afectados por esa situación? Nos afectamos como cualquier empresa. Ahora las facilidades de acceso a la financiación de corto plazo son muy difíciles y por lo tanto esa situación nos obliga a ser mucho más escrupulosos en las decisiones y buscar los medios por sí mismos. Debemos apretar los dientes e intentar hacer las cosas mejor, porque buena parte de las financiaciones que se obtenían con mayor facilidad están desapareciendo. Esa situación obliga a las empresas a organizarse de otra forma. Ahora se observa un descenso en el precio del petróleo. ¿Qué se espera? Todo lo que sea bajar por supuesto que beneficia. A la larga eso supondrá la baja en las tarifas y mayor acceso de la gente a nuestros servicios. Podrán comprar con mayor facilidad y eso a nosotros nos permitirá tener un mejor margen en la venta de billetes. ¿En cuánto tiempo los usuarios podrán ver menores tarifas? El barril de petróleo hace un año y medio pasó de los 50 dólares y fue una locura. Subió de manera exorbitante y luego, al retroceder, por ejemplo a niveles de 83 dólares, quedó la impresión de que todos estábamos muy contentos, pero aún seguía siendo caro. Eso afecta directamente a una industria como la nuestra. Por eso creo que el barril deberá tener la tendencia a la baja durante algún tiempo para que se pueda comenzar a observar una reducción en las tarifas aéreas, porque cuando el precio estuvo en 150 dólares, ninguno de nosotros fue capaz de repercutir ese incremento en costos. ¿Cuál es la expectativa de Air Comet en el mercado? Queremos llegar al vuelo diario en la ruta Bogotá-Madrid, que es un objetivo que nos trazamos desde el comienzo de la operación en mayo del 2005. Desde el 2 de diciembre tendremos cinco frecuencias semanales desde Bogotá. '' El barril deberá tener la tenden- cia a la baja durante algún tiempo para que se pueda comenzar a observar una reducción en las tarifas aéreas. '' Cambiar la flota por una más eficiente y moderna, como lo estamos haciendo nosotros, genera ahorros del 20 por ciento, aproximadamente. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido