Rabia bovina aqueja a ganado de San Onofre, Ovejas y Colosó (Sucre) y San Juan Nepomuceno (Bolívar)

Según informó el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en Sucre once animales han muerto, uno como consecuencia directa del virus, mientras que otros diez son estudiados para verificar la causa.

POR:
noviembre 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-14

Ante los casos, de alta gravedad para los bovinos y de alto riesgo para los humanos, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) inició una vacunación masiva en Sucre y al cierre de la semana se habían aplicado 2.000 dosis a igual número de animales, mientras que la entidad cuenta con un inventario de 5.000 dosis más para inmunizar a los hatos de las zonas donde sea necesario.

Ante la notificación del ICA, funcionarios del Ministerio de la Protección Social y del Instituto Nacional de Salud viajaron a la zona para prestar el apoyo a las autoridades locales de salud humana, pues el virus es letal para los animales y los humanos.

Por su parte, las autoridades de Sucre hicieron un llamado a los ganaderos para que, de forma simultánea con el ciclo de vacunación antiaftosa que actualmente se está desarrollando en el país, vacunen a sus animales contra la rabia. Lo anterior, ante la muerte de varios ejemplares bovinos de los cuales no se determinó la causa.

Durante este año, en el primer semestre, se reportaron 14 casos en el departamento de Casanare, lo mismo que en los municipios de Valencia y Tierralta (Córdoba), en Sabana de Torres (Santander) y en Aguachica (Cesar) donde los animales muertos superaron los 50, aunque no se determinó si se trató de rabia.

Según el último boletín epidemiológico del ICA, durante lo corrido del 2008, la enfermedad se ha reportado en 16 departamentos y ya suman 105 focos, es decir, el número de predios infectados, que afectan a una cantidad no determinada de animales.

Sin embargo, la entidad no notificó del número de animnales muertos, infectados por el virus de la rabia.

Esta es la rabia

La rabia se transmite por la mordedura del murciélago de la especie Desmodus rotundus en las orejas, el hocico, el cuello, en la inserción del casco con las patas o alrededor de la cola, donde, son su saliva, inocula el virus.

Luego, este entra al torrente sanguíneo, pasa al sistema nervioso, a la médula espinal y, por último, al cerebro.

Ya en este estado, el animal presentan signos como temblores, dificultad al caminar, pupilas dilatadas, agresividad y salivación excesiva y espumosa, por lo que muchas veces se confunde con fiebre aftosa. Una vez con estos signos, el animal muere.

El cadáver debe enterrarse en su totalidad y no destinar parte alguna para consumo humano.

Como aún no hay ningún tratamiento efectivo en el mundo, los programas de erradicación y control de la rabia bovina se desarrollan con dos únicas acciones: vacunar al ganado y capturar a los murciélagos que portan el virus.

En el primer caso, pueden aplicarse insumos Aftogan + Rabia, producida por Vecol y Nobivac Rabia, fabricada por el laboratorio Intervec.

Estas vacunas son de venta libre en Colombia, pero la vacunación debe hacerse solo en las zonas endémicas, es decir, donde el ganado sufre más por la presencia de los murciélagos.

Con respecto a estos últimos, transmisores del virus, deben conocerse los sitios donde habitan, colocar una malla a la entrada de las cuevas, capturarlos y aplicarles sobre el dorso una crema anticoagulante y luego soltarlos.

Ellos mismos, en su costumbre de acicalarse, se encargan de distribuir la crema entre toda la colonia.

Acciones de los gobiernos


Entre los días 30 de noviembre y 2 de diciembre, en Guatemala, la Organización Panamericana de la Salud, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud, realizarán la XXII reunión de directores de programas nacionales de rabia de Latinoamérica (Redipra).

En el certamen se analizarán las estrategias y acciones para completar la eliminación de la rabia humana y el papel de las entidades nacionales en la vigilancia y prevención de la rabia transmitida por animales silvestres.

Más información en www.oie.int 

Siga bajando para encontrar más contenido