Racionalización tributaria

El pasado 21 de octubre, la Administración Distrital radicó en el Concejo de la ciudad una propuesta de modificaciones normativas que apunta a dar mayor certeza a los contribuyentes sobre sus cargas en los impuestos del Distrito: predial unificado, vehículos, delineación urbana y plusvalía. En efecto, la propuesta no busca aumentar la carga de los bogotanos. Por el contrario, genera los mecanismos para minimizar el impacto del proceso de actualización catastral que adelanta la Unidad Administrativa Especial de Catastro y con el que se espera tener actualizados más de 755 mil predios en 2009.

POR:
noviembre 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-11

Con esta medida se pretende darle a la herramienta de actualización un alcance mayor al puramente fiscal, pues la información generada es vital para la ciudad en temas como la planeación urbana; es insumo en el diseño de políticas públicas y es estratégica en estos momentos en que se piensa en el metro como uno de los componentes para implementar un Sistema Integrado de Transporte. De aprobarse la iniciativa, el impacto del aumento en el avalúo catastral será gradual y representará un alivio en el impuesto predial para los contribuyentes, pues los aumentos en el 2009 van a ser moderados. De otra parte, la propuesta incluye medidas para evitar la competencia ruinosa en que han caído los municipios en el impuesto de vehículos, causada por los descuentos otorgados a la matrícula o traslado de cuentas en un municipio u otro y que hoy llegan al 150%. En un pacto de caballeros entre la Gobernación de Cundinamarca y Bogotá, se decidió eliminarlos. Esta práctica debe producir un mayor ingreso que se puede destinar a fortalecer los programas o inversiones sociales, como el reforzamiento estructural de los colegios. La Administración también considera importantes las modificaciones introducidas en el impuesto de delineación urbana, porque aclaran aspectos como los responsables del tributo, dan mayor certeza sobre la base gravable y armonizan el impuesto con los desarrollos presentados en normas nacionales. Es importante que los constructores sepan que este cambio pretende, entre otras cosas, que no se genere el impuesto de delineación en Bogotá cuando los procesos de construcción no se desarrollen por cualquier razón (financiera o ante una recesión). Así, se modifica a favor de los contribuyentes el esquema actual en el que la delineación urbana se genera con la sola expedición de la licencia. Así mismo, al extenderse la exención prevista por el Acuerdo 78 de 2002 en el impuesto de industria y comercio para mantener el Sistema Distrital de Parques, la ciudad gana en mejores espacios de esparcimiento y recreación. Este mecanismo ha mostrado eficiencia y ha representado inversiones por más de $20 mil millones. Por último, se presentan varias medidas en el impuesto de plusvalía que buscan optimizarlo: se adelanta el momento de hacer exigible el pago por los mayores valores generados en los bienes inmuebles, como consecuencia de cambios de norma sobre el uso del suelo, y se elimina el precálculo de la plusvalía, trámite que actualmente resulta engorroso y aumenta los costos para los constructores. Es así como la propuesta de la Administración Distrital resulta conveniente para los bogotanos en estos momentos difíciles del entorno económico que muestra claras señales de estancamiento. '' De aprobarse la iniciativa, el impacto del aumento en el avalúo catastral será gradual.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido