Rápido fortalecimiento del dólar tiene sorprendido a todo el mundo | Finanzas | Economía | Portafolio

Rápido fortalecimiento del dólar tiene sorprendido a todo el mundo

Expertos coinciden en que la tasa de cambio más ajustada a la realidad está cerca de 1.900 pesos.

POR:
septiembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-06

Desde Estados Unidos hasta India, pasando por América Latina y, por supuesto, Europa, China y Japón, han visto cómo los 'verdes' recuperan fuerzas luego de la debilidad que soportaron por mucho tiempo.

Los capitales internacionales otra vez están buscando refugio en la moneda estadounidense, dejando de lado otras divisas lideradas por el euro, que se han desvalorizado de manera alarmante en pocos días.

En Colombia, el dólar subió tan rápido que el peso figura como una de las monedas más devaluadas en el último mes. Desde el 5 de agosto ha perdido el 13 por ciento de su valor, superado solo por el zloty polaco, con 14 por ciento, y el dólar de Zimbabue, con 80 por ciento.

La revaluación que había venido mostrando el peso desde enero ya se borró. Por un dólar se pagan hoy 2.041,81 pesos, 27 pesos por encima del precio con el que inició el 2008. Ya parece muy lejano el nivel mínimo que alcanzó el 19 junio: 1.652,41 pesos, el mismo de mediados de 1999.

Ese día, la revaluación acumulada en lo corrido del 2008 era de 18 por ciento. Ahora el balance es una devaluación de 1,36 por ciento.

La pregunta que ronda en el ambiente es si la nueva devaluación es sostenible o si, por el contrario, es apenas una burbuja que se reventará en cualquier momento.

Los antecedentes

El desplome del dólar lo provocó la desconfianza mundial en la economía de Estados Unidos, afectada por la crisis hipotecaria que se inició en el 2006.

Cada día se revelan cifras inquietantes sobre los efectos perversos de la crisis subprime (créditos de alto riesgo), no solo en ese país, sino en varios de Europa. Las pérdidas sufridas por entidades financieras de todo el planeta desde su destape, a mediados del 2007, se estiman en más de 500 mil millones de dólares. Esta cifra es algo así como tres veces el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia y, según expertos, es conservadora.

Con un sistema financiero en crisis, grandes montos de capital buscaron otros mercados, lo que debilitó el dólar de manera sustancial en los meses recientes. En Colombia se aceleró el ingreso de inversión extranjera y la revaluación del peso se hizo incontrolable.

La situación global era inquietante. Hace tres meses nadie quería saber nada del dólar y el euro se fortalecía. A comienzos de julio, la moneda única europea tocó máximos históricos en torno de los 1,60 dólares. Actualmente está en 1,42.

¿Qué hizo que el dólar modificara su tendencia de manera tan abrupta?

Un giro radical

Todo cambió de la noche a la mañana: en Europa se conocieron datos sobre una fuerte desaceleración. La situación de Japón también se tornaba inquietante.

La reacción inmediata de quienes mueven grandes capitales fue llevarlos de regreso a Estados Unidos en busca de protección.

"El dólar es el último refugio. Los inversionistas buscan ampararse en él cuando en el mundo hay problemas", dice Boris Segura, economista jefe para la región andina del banco de inversión Morgan Stanley.

Para los conocedores de Wall Street es claro que, por más débil que esté la economía estadounidense, es preferible llevar los recursos a ese mercado que dejarlos en Europa u otra latitud, donde el riesgo puede ser mayor. Por supuesto, esto incluye a Colombia.

No obstante, el nerviosismo por Estados Unidos sigue siendo alto, dado que las cifras son cada vez peores. El desempleo sigue creciendo de manera alarmante, lo que supone un estado muy débil de la primera potencia mundial, que este año ha perdido más de medio millón de empleos. En agosto, la tasa de desocupación subió a 6,1 por ciento, la más alta del último lustro.

El sector financiero se mueve en un paisaje de confusión, con las principales economías golpeadas y sin que existan esperanzas de una pronta reactivación.

Algunos analistas esperan una recesión de Estados Unidos durante el último trimestre del 2008 y el primero del 2009, para pasar después a una nueva época de fuerte crecimiento. En Europa las cosas pueden ser más demoradas, lo que podría darle mayor fortaleza al dólar a mediano y largo plazos.

Los precios de las materias primas, especialmente el petróleo, también pesarán en la balanza, especialmente en el control de la inflación y en las cuentas externas de muchos países.

Una baja sostenida de los productos básicos, como la registrada en los últimos días, le puede salir muy cara a Colombia, pues obtendría menos ingresos en medio de su desaceleración económica.

FERNANDO GONZÁLEZ P.
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido