Las razones de la Procuraduría para destituir a Petro

Se vulneraron el principio de lealtad de empresa y se puso en riesgo la salud de los bogotanos.

Alejandro Ordoñez / Procurador General

Archivo Portafolio.co

Alejandro Ordoñez / Procurador General

POR:
diciembre 09 de 2013 - 06:12 p.m.
2013-12-09

El procurador general Alejandro Ordónez presentó, en rueda de prensa, las cinco razones por las que impuso al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, la destitución de su cargo y una inhabilidad de 15 años para ejercer cargos públicos.

Según el alto funcionario, estos cinco puntos fueron "probados con grado de certeza", durante toda la investigación que se le surtió al ex alcalde de Bogotá.

Primera razón: Improvisación

La Procuraduría determinó que Petro, "de manera libre, consciente y voluntaria ordenó asignarle la prestación el servicio de aseo a dos entidades sin ninguna experiencia, conocimiento y capacidad". Esto dio como resultado "la grave emergencia que afrontó la ciudad para los días 18, 19 y 20 de diciembre de 2012".

Añadió la Procuraduría que también hubo " deliberada improvisación en la compra y alquiler de compactadores nuevos y usados" que generaron detrimento al Patrimonio y obligó a que el distrito volviera a contratar a los operadores privados, "de quien, dijo el Alcalde, pretendía descartelizar".

Agregó el Procurador en este primer aspecto que Petro "asumió como suya la decisión de que un nuevo operador público prestaría el servicio de aseo en el 100% de la ciudad, pese a que conocía que la Empresa de Acueducto y Aguas de Bogotá, "eran incapaces de prestar el servicio de aseo".

Segunda razón: Modelo fuera de la ley

Ordóñez afirmó que "la Procuraduría demostró en certeza que el señor Alcalde Mayor, de manera libre, conciente y voluntaria implementó con el decreto 564 de 2012 un nuevo modelo para el aseo, por fuera de la ley. Se demostró con los artículos seis, ocho y nueve de dicho decreto, que se vulneraron los principios de libre empresa y competencia, pues se impusieron instrucciones y limitaciones para que otras empresas distintas a las del Distrito prestaran el servicio de aseo desde el 18 de diciembre de 2012.

Tercera razón: Petro sabía que era ilegal

El Procurador afirmó que quedó probado que "las conductas fueron tomadas por el alcalde de forma conciente y voluntaria, sabiendo que eran irregulares", como lo habían advertido varias entidades, entre ellas la Superintendencia de Industria y Comercio, la Superintendencia de Servicios Públicos, la Contraloría Distrital y el ministerio del Medio Ambiente, entre otras.

Cuarta razón: No era necesario nuevo esquema

El jefe del Ministerio Público recordó que uno de los argumentos de defensa del Alcalde Mayor fue que actuó por cumplir las órdenes dadas por la Corte Constitucional para cumplir la disposición de hacer partícipes a los recicladores del modelo de aseo.

Sin embargo, dijo Ordóñez, "lo dispuesto por la Corte no condicionó un nuevo modelo de aseo, ni mucho menos que ese modelo estuviera por fuera de la ley.

No era indispensable que para cumplir con órdenes de la Corte se asignara el servicio de aseo a empresas del Distrito y menos cuando eran incapaces de asumirlo".

Quinta Razón: Las volquetas

Según Ordóñez, "la Procuraduría demostró que el Alcalde de Bogotá cometió una tercera falta disciplinaria cuando autorizó la prestación de servicio de aseo con volquetas, una de las causas por las cuales el 18, 19 y 20 de diciembre se dejaron de recoger entre 6 mil y 9 mil toneladas de basura".

"En ese orden de ideas - dijo el Procurador- se demostró que la determinación del alcalde Petro provocó la crisis y el caos en diciembre de 2012, la incorrecta prestación del servicio de aseo por volquetas hasta junio de 2013 y el riesgo actual de que los compactadores estén a punto de perderse".

Para el alto funcionario, se vulneraron el principio de lealtad de empresa y se puso en riesgo la salud de los bogotanos.

Siga bajando para encontrar más contenido