Se reacomoda mercado de centros comerciales; 10 proyectos en Bogotá y varios en otras capitales

En varias ciudades del país se están ejecutando proyectos grandes y medianos, a pesar de que los expertos coinciden en que el boom quedó atrás.

POR:
julio 07 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-07

Afirman incluso que ahora la idea es estructurar planes inversión de menor cuantía, en lugares periféricos de las ciudades, pero más cerca de los consumidores.

Aún así persisten las obras de gran calado. Según la multinacional Colliers International, en Bogotá los estratos bajos se han convertido en una oportunidad de negocio, y eso es lo que buscan proyectos como Altavista y Centro Mayor en Bogotá.

Este último con un área de construcción de 248.000 metros cuadrados, un área comercial de 102.000 metros y una inversión de 285 mil millones de pesos será el más grande del país.

Según Aurora Turriago, representante de Colliers en Colombia, el megaproyecto Centro Mayor cumple con el objetivo que se han trazado la mayoría de los constructores de este tipo de obras: llegar a zonas con gran potencial, que carecían de comercio y que aspiran a ser punto de confluencia para los vecinos de barrios populares.

El auge no cesa

"Es un mercado por explorar", asegura Andrés Arango, gerente de Ospinas y Cía., quien participa en el proyecto con la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo.

"Se ha construido bastante, pero aún hay espacio para crecer, especialmente en nuevos sectores y segmentos", anota el empresario.

"Muestra del potencial de este nicho es que estamos valorando dos o tres mercados en zonas populares (Ciudad Bolívar y la Autopista Sur) que son los de mayor crecimiento e ideales para explotar, sin que esto signifique que no se harán más centros comerciales metropolitanos", insiste Arango, quien reconoce que hay menos dinámica, pero no un freno de obras.

Otro segmento que se ha consolidado y que ha surgido como respuesta a los requerimientos del mercado es el de comercio de primera necesidad.

El centro comercial Capellanía, en el sector de Hayuelos, es ejemplo de esta tendencia. Allí, en 4.175 metros cuadrados se ofertan servicios complementarios como ferretería, cacharrerías, artesanías, panaderías, salsamentaria, artículos deportivos, productos eléctricos, alimenticios y papelerías, entre otros.

"Con esta obra buscamos suplir las necesidades inmediatas de los habitantes de la zona, con una prioridad: brindar un espacio de interacción entre comerciantes y residentes", afirma Andrés Pizano, gerente de IC Inmobiliaria, firma constructora que invertirá 4 mil millones de pesos en la obra que estará lista en enero próximo.

La incursión de compañías nacionales en Bogotá también confirma que aún hay espacio para el comercio. Calima Centro Comercial es ejemplo de ello; este centro ubicado en la carrera 30 con calle 19, está respaldado por almacenes La 14 incursionará en Bogotá.

Titán Plaza, otro proyecto que se suma a la oferta futura de centros de uso mixto en Bogotá, estará listo en el 2012 en la avenida Boyacá con Calle 80. Se invertirán 600 mil millones de pesos y contará con más de 220 locales comerciales de gran formato.

Centros hasta con hotel

La demostración de que los empresarios, arquitectos y urbanistas no se quedan quietos es la incursión de los Lifestyle Shopping Centers que, según la representante de Colliers, es un lugar creado para el comercio pero con integración de más servicios.

"Allí, la idea es mantener al cliente la mayor parte del tiempo a través de la integración de vivienda, zonas al aire libre, parques para caminar, restaurantes, teatros, locales establecimientos comerciales y hasta hoteles".

La semana pasada se inició la construcción de Metro 127, en Bogotá, cerca de Unicentro, que combina comercio con las suites del Hotel Honesta.

Siga bajando para encontrar más contenido