Reactivan debate sobre la reforma a las pensiones

Aumentar el ahorro y jubilarse a más edad, los temas polémicos. En la Convención de Seguros proponen crear una misión de expertos que estudie el tema.

La mayor longevidad requiere de más ahorro para asegurar la tranquilidad económica en la vejez: Anif.

Archivo Portafolio

La mayor longevidad requiere de más ahorro para asegurar la tranquilidad económica en la vejez: Anif.

Finanzas
POR:
octubre 10 de 2014 - 01:12 a.m.
2014-10-10

El aumento de la expectativa de vida de los colombianos tiene un efecto directo sobre la pensión. Debido a que las personas pasan más tiempo disfrutando de su jubilación las mesadas corren el riesgo de disminuir. Por eso, los expertos recomiendan que los jóvenes trabajen más y ahorren más.

Por lo anterior, la edad y las cotizaciones son claves en la reforma pensional, cuyo tema adquiere cada vez más fuerza entre los protagonistas de la seguridad social.

Justamente este viernes, en la Convención de Seguros que se realiza en Cartagena, habrá un debate en torno a los ajustes que necesita el sistema. Fasecolda presentará una propuesta que incluye la designación de una misión de expertos de diferentes sectores para que hagan un diagnóstico y presenten soluciones.

De hecho, el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, dijo que si bien la reforma pensional no es prioritaria en el sentido en que hay temas más urgentes para este año, como ver los avances de Colombia Mayor, estimular los Beneficios Económicos Periódicos y “luchar contra el escepticismo de la gente frente al ahorro”; considera que es necesario que ya empiece la discusión sobre las pensiones. Sostuvo además que defenderá ante el presidente Juan Manuel Santos la idea de crear una comisión para que estudie el tema.

MÁS TIEMPO PENSIONADO

Por ahora, varios expertos han advertido sobre las implicaciones del aumento en la esperanza de vida para el sistema y para los afiliados.

El centro de estudios Anif dijo en un informe reciente que “durante las tres últimas décadas, la edad de pensión a nivel legal tan solo se ha incrementado en seis meses en los países desarrollados, mientras que las expectativas de vida lo hicieron en casi nueve años”.

Así, “la mayor longevidad requiere de más ahorro para asegurar la tranquilidad económica en la vejez”, pues cada vez las personas viven más y, por ende, duran más tiempo pensionadas, de manera que sus mesadas también se verán reducidas.

Un cálculo del centro de estudios señala que para una persona que ahorró 500 millones de pesos, si su disfrute de pensión se eleva de 10 a 20 años, sus mesadas bajarán de 5,1 a 3,2 millones de pesos al mes.

Por su parte, Asofondos advierte sobre el aumento en la tasa de dependencia de los adultos mayores. Actualmente, hay 10 trabajadores por cada persona en edad de pensionarse, pero, en la práctica, de esos trabajadores solo dos están cotizando, lo cual hace al sistema insostenible, afirma el presidente del gremio, Santiago Montenegro.

Añade que esa situación pone sobre la mesa la necesidad de hacer ajustes paramétricos, como subir la edad de jubilación y aumentar las cotizaciones, así como de ahorrar más.

Otro tema mencionado por Anif es la capacidad de que las personas en edad cercana a la jubilación puedan mantenerse en el mercado de trabajo. De hecho, se ha visto un aumento en la participación laboral de quienes tienen entre 62 y 74 años, no solo por la disposición a mantenerse activos, sino que consideran que sus ahorros se han visto afectados por la crisis.

Anif sostiene que en Colombia hay que “prepararse para vivir más, pero trabajando y ahorrando por más tiempo, lo cual no necesariamente es una fuente de tristeza, sino de realización... luego jóvenes, el mensaje es triple: a estudiar, a trabajar y a pensar en pensionarse mucho más tarde que sus padres”.

SE MARCHITA LA OFERTA DE RENTAS VITALICIAS

La inestabilidad jurídica y el hecho de que las pensiones estén atadas al salario mínimo están marchitando las posibilidades de cobertura para que los colombianos tengan una pensión garantizada desde el momento en que se jubilan hasta su fallecimiento, o las mesadas que se reciben por invalidez y sobrevivencia.

Así lo advirtió la industria aseguradora agremiada en Fasecolda, al manifestar que no solo hubo un bajonazo en la emisión de primas relacionadas con los seguros previsionales, sino que cada vez hay menos compañías participando en dicho segmento, pues en cuatro años pasaron de 10 a 3 jugadores.

Lo planeado era que los seguros previsionales y las rentas vitalicias tuvieran una participación del 25 por ciento en la industria. Sin embargo, a agosto pasado muestran que ambos segmentos tienen, en conjunto, una tajada del 12 por ciento.

El gran desincentivo para las compañías de seguros en este segmento es la dificultad para calcular las reservas que deben hacer, así como la imposibilidad de ajustar las tarifas de las pólizas en este segmento de acuerdo con la realidad del sector, explica Christian Mora, de la Cámara de Seguridad Social de Fasecolda.

El principal inconveniente tiene que ver con que la pensión mínima esté atada al salario mínimo. Como el incremento anual es definido por el Gobierno, y dicha proporción suele estar por encima de la inflación, para las compañías es difícil estimar el monto de reservas para atender sus obligaciones.

Cálculos de los aseguradores señalan que el aumento del salario mínimo durante los últimos 10 años ha sido 1,44 puntos porcentuales superior a la inflación, y el máximo nivel se alcanzó este año, con un aumento de 4,5 por ciento del mínimo frente a un IPC de 1,94 por ciento, es decir una diferencia de 2,56 puntos.

La Unidad de Regulación Financiera del Minhacienda está trabajando en un decreto para las aseguradoras cubran el riesgo técnico y el Gobierno el riesgo político.

Luisa Gómez R.
Enviada especial
Cartagena