La recesión europea vista desde 5 países: Francia, Alemania, España, Irlanda y Reino Unido

El viernes se confirmó que la zona euro, una de las locomotoras de la economía mundial, está dando reversa. La crisis es igual en naciones como el Reino Unido, que no manejan la moneda comunitaria.

POR:
noviembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-15

Los malos vientos económicos que recorren el mundo están ocasionando un verdadero huracán en la denominada zona euro. Eurostat, autoridad estadística de la región, con sede en Luxemburgo, confirmó el viernes la recesión del bloque, conformado por 15 países que comparten divisa.

Lo que comenzó como una crisis hipotecaria en E.U. a comienzos del año pasado golpeó entidades bancarias al otro lado del Atlántico, posteriormente se convirtió en crisis financiera y ahora está afectando a prácticamente todas las economías del planeta.

En el Viejo Continente esto se ha traducido en quiebra de empresas y bancos, desempleo, menos consumo, caída de la construcción y un frenazo del sector automotor y otras industrias.

A continuación, un panorama de lo que está pasando hoy en Europa.

Fórmula de Sarkozy, 'out'

La crisis financiera francesa ha convertido el sonado lema del presidente Sarkozy 'trabajar más para ganar más' en una fórmula extravagante.

Francia entrará en una severa recesión en el 2009, con una contracción de 0,5 por ciento de su PIB, según el FMI.

El Gobierno, obligado a unas previsiones más optimistas, no pronostica una recesión sino un crecimiento leve, de entre 0,2 y 0,5 por ciento.

El déficit público llegará al 3,1 por ciento del PIB, por encima del máximo de 3 por ciento exigido por los tratados europeos. Un desempeño poco glorioso para el país que ocupa en estos momentos la presidencia de la Unión Europea y que se considera motor del bloque, junto con Alemania.

El desempleo registró una nueva alza en septiembre, acercándose a los dos millones. Si el crecimiento es nulo en el 2009, podría haber unos 74.000 desocupados adicionales.

En octubre, las ventas de vehículos particulares nuevos cayeron 7,3 por ciento. Las de Renault se desplomaron 9,8 por ciento, mientras las de PSA Peugeot Citroën bajaron 4,7 por ciento.

Alemania: golpe al sector automotriz

El Ministerio de Finanzas germano comunicó que los pedidos para exportar disminuyeron 8 por ciento en octubre, frente al mes anterior, y calificó la caída como "la más abrupta desde la Reunificación", hace 18 años.

Uno de los sectores más afectados es el automotriz. "La industria alemana está estancada desde hace tres años y a mediano plazo va a mantenerse así de crítica", declaró el jefe de operaciones de Volkswagen (VW), Detlef Wittig. "Existe una autorrestricción de la gente a la hora de comprar autos nuevos, medianos y grandes. El consumidor actual prefiere los pequeños y económicos", agregó.

Daimler, fabricante de Mercedes Benz, anunció que sus plantas en Alemania harán una pausa entre el 11 de diciembre y el 12 de enero. Por segunda vez este año, la empresa redujo su pronóstico de ganancias, mientras VW y BMW determinaron reducir masivamente el empleo de subcontratistas.

La producción también podría detenerse temporalmente en Opel, la filial alemana de General Motors.

El desempleo golpea a los inmigrantes en España

Por más de una década, la construcción fue el motor de la economía española y mantuvo bajo el desempleo. Pero el sector se recalentó y la burbuja estalló, coincidiendo con la desaceleración mundial, que en el 2009 se convertirá en recesión en este país.

Esto, sumado a la caída en picada de la fabricación de autos y otras actividades industriales, hizo que el PIB cayera 0,2 por ciento entre julio y septiembre con respecto al trimestre anterior, tendencia que no se veía desde el primer trimestre de 1993.

El mes pasado perdieron su trabajo 192.658 personas, por lo que el total de desocupados está en casi tres millones (2'818.026), o sea el 11,33 por ciento de la población en edad de trabajar.

El desempleo afecta de manera particularmente dura a los extranjeros, que se ven obligados a recortar las remesas que envían a sus países de origen y con las que sus familias mejoran su ingreso. Se estima que muchos se acogerán a los planes de retorno.

Irlanda ya no es el modelo de desarrollo de Europa

El caso irlandés resume los problemas de la economía europea: un sector financiero sobredimensionado, bajos impuestos para atraer capital extranjero y una burbuja inmobiliaria que hizo endeudarse a la gente con la ilusión de que sus viviendas valdrían más cada día.

El desempleo llegó así al 4,5 por ciento y la economía creció por encima del 5 por ciento por años, colocando al país -uno de los más pobres hace 20 años- como segundo de la región en renta per cápita, detrás de Luxemburgo.

Ahora, la Comisión Europea prevé que la producción irlandesa caerá este año 1,6 por ciento y 0,9 en el 2009, y que el déficit público llegará al 6,2 por ciento del PIB.

Reino Unido, a sacrificarse

Después de 3 lustros de crecimiento, tasas de desempleo casi inexistentes y fuerte aumento del nivel de vida, los británicos se enfrentan a una situación que necesitará sacrificios que las generaciones jóvenes no conocen.

La economía del Reino Unido se contrajo en el tercer trimestre por primera vez en 16 años. Las estimaciones hablan de una grave crisis económica que haría decrecer el PIB hasta 1 por ciento en el 2009 y provocaría que dos millones de personas pierdan el empleo.

A pesar de la reducción de 1,5 puntos de las tasas de interés, ordenada hace unos días por el Banco de Inglaterra, la libra esterlina cae con respecto al dólar y el euro nunca fue tan caro frente a la moneda británica.

Además, Londres es la mayor plaza financiera de Europa, por lo que la crisis la ha afectado más que a ninguna otra capital del continente. El Gobierno teme que se radicalicen ciertas posturas contra la inmigración.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
* HOLMAN RODRÍGUEZ, PATRICIA SALAZAR (BERLÍN), IDAFE MARTÍN PÉREZ (BRUSELAS) Y ÁSBEL LÓPEZ (PARÍS)

Siga bajando para encontrar más contenido