Recesión redefinirá el pleno empleo en E.U.; tras la crisis, tasas de desocupación no volverán a la normalidad

Cientos de miles de empleos han desaparecido para siempre en sectores como la manufactura automovilística y los servicios financieros.

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

Millones de personas que fueron despedidas tendrán dificultades en ser contratadas nuevamente y durante varios años pueden tener que aceptar menores pagas de las que gozaban antes del bajón.

Esta reestructuración -en lo que el ex presidente de la Reserva Federal (FED) Paul Volcker llama 'la Gran Recesión'- está haciendo que algunos economistas reconsideren lo que podría ser la tasa 'natural' de desempleo: un nivel que no acelera ni desacelera la inflación. Este estado de equilibrio con frecuencia se describe con la expresión 'pleno empleo'.

El efecto de la recesión implica una tasa natural de desempleo "marcadamente mayor", dice Edmund Phelps, profesor de la Universidad de Columbia en Nueva York y ganador del Premio Nobel de Economía del 2006. "Era de 5,5 por ciento; quizás será de 6,5 por ciento, quizás 7 por ciento", añade.

Eso tiene implicancias para las autoridades como para los trabajadores. El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la FED están confiando en que la tasa de desempleo caiga a un equilibrio de plazo medio de alrededor de 5 por ciento según se recupera la economía.

Una tasa natural significativamente superior haría subir el déficit presupuestario anual -que excederá el billón de dólares por primera vez este año- reduciendo la recaudación impositiva y elevando el gasto en beneficios por desempleo.

Una mayor tasa también requeriría que la FED escoja una opción: aceptar una economía con más estadounidenses en desempleo permanente, o tratar de aumentar el empleo al riesgo de intensificar la inflación.

Informe de desempleo

El Gobierno informó el viernes que la tasa de desempleo en Estados Unidos trepó a 8,9 por ciento en abril, el máximo nivel desde 1983.

Laurence Ball, profesor de Economía de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, dice que el desempleo puede culminar en 10 por ciento, y que "pasará mucho tiempo antes de que lo veamos en 5 por ciento" de nuevo.

Cuanto más tiempo los trabajadores estén sin empleo, menos atractivos se vuelven para empleadores potenciales, dice Ball. Eso contribuye a mantener una tasa elevada de desempleo.

"Si uno está desempleado" por un periodo prolongado, "uno no se está manteniendo al día con la tecnología", dice. "Uno se desalienta y cambia el estilo de vida", agrega.

Un auge de crecimiento de la productividad a partir de mediados de los años noventa contribuyó a reducir la tasa natural de desempleo a alrededor de 5 por ciento desde 6 por ciento, según compañías con abundantes ganancias contrataron más empleados. Ahora el temor es que eso se revertirá según se achiquen los sectores comerciales.

Despidos constantes

Ya casi un cuarto de los desempleados han estado sin trabajo durante 27 semanas o más, la máxima proporción desde 1983. Los despidos permanentes -para trabajadores que no esperan jamás recuperar el mismo empleo- tocaron un récord de 51,5 por ciento en marzo. Los despidos masivos, que afectan a 50 o más personas, subieron a un récord de 2.933, lo cual comprende casi 300.000 puestos de trabajo perdidos.

Se han eliminado alrededor de un 27 por ciento de los empleos fabriles de automovilísticas -aproximadamente 257.000- durante la recesión según los fabricantes de automóviles redujeron las operaciones.

Un fenómeno que abarca a todo el planeta

"Estamos eliminando empleos en sectores económicos de una manera significativa y no veremos que los mismos sectores sean fuentes de creación de empleos", dijo Bruce Kasman, economista jefe de JPMorgan Chase & Co. en Nueva York, en una entrevista del 21 de abril. "Vamos a vivir en un mundo en el cual vamos a sentir que la tasa normal de desempleo es mayor de 6 por ciento", añade. En todas las latitudes del planeta los índices de desocupados están al alza. España es el país europeo que más ha sufrido el impacto de los desdipidos, y cuenta ya en sus filas con casi cuatro millones de desocupados.

Siga bajando para encontrar más contenido