Receso en diálogos del Catatumbo

Tras ocho semanas de conversaciones, no se han logrado avances significativos.

Los encuentros se instalaron luego de 53 días de paro en la región.

Archivo Portafolio.co

Los encuentros se instalaron luego de 53 días de paro en la región.

POR:
octubre 04 de 2013 - 01:01 a.m.
2013-10-04

Los líderes de la comunidad campesina del Catatumbo, en Norte de Santander, le solicitaron al Gobierno Nacional una pausa técnica en el desarrollo de la mesa de diálogos, tras ocho semanas sin lograr avances significativos.

Los encuentros se instalaron luego de 53 días de paro, por lo cual convocaron a una reunión con los garantes de las conversaciones, de manera que se avance en la metodología y la definición de acuerdos.

A través de un comunicado de prensa, el campesinado manifestó que reitera su intención de permanecer en la mesa de forma indefinida, de la cual no se levantarán hasta llegar a acuerdos en relación con el pliego de peticiones.

César Jerez, líder de los campesinos, explicó que “el Gobierno debe hacer las destinaciones presupuestales que empiecen a desempantanar esta situación y, sobre todo, tomar medidas de urgencia para el Catatumbo, pues esta y las otras movilizaciones en el país solo se solucionan con política pública e inversión social”.

Desde que iniciaron las conversaciones en Cúcuta, solo se ha logrado llegar a un acuerdo frente a los 16 puntos que se definieron en la agenda bilateral al inicio de los acercamientos, que consiste en la reparación de 400 familias afectadas por la erradicación de cultivos ilícitos.

Los labriegos señalaron que se espera adelantar en el menor tiempo posible la reunión con el grupo de garantes, integrado por el vicepresidente de la República, Angelino Garzón; el expresidente Ernesto Samper; el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo; el padre Francisco de Roux; el alto comisionado de las Naciones Unidas, Todd Howland; el obispo de Tibú, Ómar Sánchez, y los alcaldes de los municipios que conforman el Catatumbo, para así retomar las conversaciones.

Aclararon que con esta pausa técnica se busca evitar la suspensión total de los diálogos, que de romperse podrían desencadenar en nuevas protestas en la región.

Siga bajando para encontrar más contenido