Reclaman nueva estrategia industrial

Fragmentar y dispersar los componentes de la cadena industrial ha llevado a un evidente deterioro del sector manufacturero en EE. UU., lo cual se ha constituido en una de las causas principales de la pérdida de empleos calificados en este país.

POR:
septiembre 23 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-23

Quienes continúan sosteniendo que los países deben resignarse a sacrificar el sector productivo con la esperanza que el de los servicios sea el motor de la economía, pues se trata de un "fenómeno global", tienen una visión errada. Si así fuera, el superávit que genera el crecimiento constante de la balanza de servicios (149.000 millones de dólares ) debería servir para compensar el abultado déficit comercial que enfrenta esta economía (646.000 millones). En esos términos, la Fundación para la Información, la Tecnológica y la Innovación sustenta la urgente necesidad que tiene esta nación de entrar a implantar una nueva estrategia industrial que impida el acelerado deterioro del sector manufacturero, donde se han perdido más de 6 millones de empleos en la última década. No basta repetir que se ha perdido competitividad para explicar el fuerte deterioro en 15 de los 19 principales renglones industriales de esta economía. La verdadera causa está en haber creído que desmantelando la cadena productiva, investigando y desarrollando tecnologías aquí, y produciendo artículos en el exterior, iba a mantener saludable al sector industrial. Lo que ocurrió, explica la entidad, es que innovación y fabricación son inseparables, y en ese sentido la gran inversión en investigación y desarrollo tecnológico también se trasladó al exterior, siguiendo los lugares de producción. Por ello, señala, se ha dado el auge en Asia, mientras EE. UU. ha quedado relegado a ser también importador de productos de alta tecnología. Un ejemplo de esto son las baterías de litio, donde EE. UU. creyó que podía asumir el liderazgo integral, pero Corea y Japón tomaron la delantera. - La industria y los servicios son dos sectores inseparables La Fundación sostiene que industria y servicios son inseparables, hasta el punto que la salud del sector manufacturero es clave para el buen desempeño de la venta de servicios. De ahí que propone una nueva estrategia industrial basada en las 4T por sus iniciales en ingles: Taxes favorables, Trade activo, Tecnología y Talento. Y agrega argumentos adicionales, producto de trabajos hechos por prestigiosas universidades: aunque el sector industrial representa sólo el 11,2% del PIB, recibe el 70% del presupuesto de investigación y desarrollo, y el de servicios, que aporta el 80% del PIB, cuenta con menos del 30% del presupuesto de innovación.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido