Recortar gabelas tributarias para los empresarios planea el Gobierno

Uribe reveló anoche los lineamientos generales de la reforma tributaria que el Gobierno le presentará al Congreso el próximo 20 de julio. Impuesto al patrimonio se cobraría desde los $2.000 millones.

POR:
julio 02 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-02

El primer lineamiento tiene que ver con la reinversión de utilidades. Anoche, durante la celebración de los 80 años de la Bolsa de Valores, el presidente Álvaro Uribe propuso que la deducción del impuesto de renta que reciben las empresas cuando adquieren activos fijos productivos, como maquinaria, ya no sea del 40 por ciento, sino del 30.

Así mismo, el mandatario planteó que los beneficios por reinversión de utilidades no puedan acumularse con las gabelas que reciben las empresas que se acogen al régimen de zonas francas.

Uribe también anunció un ajuste a los contratos de estabilidad jurídica, con los cuales las empresas buscan protegerse de cambios adversos en materia tributaria.

Los que se firmen una vez aprobada la reforma podrían quedar desprotegidos de cambios en las tasas patrimoniales. Por ejemplo, no estarían exentos de los ajustes que se hagan al impuesto al patrimonio. Esta disposición no aplicaría para los contratos de estabilidad jurídica que ya se hayan firmado.

Horas antes, el director de la Dian, Néstor Díaz, dejó ver que el Ejecutivo está considerando bajar el monto del patrimonio a partir del cual se cobraría un nuevo impuesto para la seguridad desde el 2011.

La reducción no llegaría a los niveles de los que han hablado otros, como la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), hasta 200 millones de pesos, sino que se estaría pensando en patrimonios líquidos desde 2.000 millones de pesos.

Hoy, el impuesto se cobra desde los 3.000 millones de patrimonio líquido.

Poco más de 9.000 personas cuentan hoy con 2.000 millones de pesos o más de patrimonio.

Díaz se mostró partidario de que la tarifa del gravamen, que hoy está en 1,2 por ciento, se revise a la baja, pero además recordó que siempre ha sido amigo de que cualquier impuesto que se cree debe ser justo, equitativo y progresivo.

"La idea sería que comiencen a pagar los patrimonios superiores a 2.000 millones, es decir, no se trata de afectar los pequeños patrimonios. (Hay que) Establecer una base que lo vuelva progresivo y no oneroso, que no quite la posibilidad productiva y de supervivencia como empresa o persona", explicó.

No hay que olvidar que los empresarios trabajan en una propuesta para que el gravamen siga tal cual está hoy, pero que de esa base se excluya a quienes ya no cuentan con bienes por 3.000 millones.

Con la primera cuota del impuesto al patrimonio de este año, que se recaudó en mayo, se llegó a 1,1 billones de pesos, la meta prevista por la Dian.

La segunda cuota se pagará en septiembre. En lo que corresponde al recaudo de todos los impuestos, en los 6 primeros meses del año se logró sobrepasar la meta en 192.000 millones, según los datos preliminares. De una meta inicial que se tenía de 34,37 billones de pesos para el periodo enero-junio se llegó a un pago efectivo de 34,56 billones de pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido